Activista acusa a diputados quintanarroenses de trabajar poco

Cancún, 4 Enero (Infoqroo).- Los diputados de Quintana Roo sólo trabajaron la mitad del año 2020, independientemente de la pandemia, de acuerdo con presunciones del Observatorio Legislativo de Quintana Roo.

En este sentido, el presidente de esa instancia privada, Eduardo Galaviz Ibarra, acusó de narcisista y de manejar con opacidad los recursos a la diputada Reyna Arelly Durán Ovando, mientras que al también legislador, Erick Gustavo Miranda García, lo señaló de “torpe e inepto”.

Ambos condujeron a la parálisis legislativa al Congreso de Quintana Roo, acusó el activista.

En sus primeras observaciones a los trabajos de la XVI Legislatura durante el año pasado, Galaviz Ibarra dijo que aún analizan el último periodo de sesiones.

Sin embargo, “es necesario hacer un (primer) balance de lo sucedido en este atípico año”.

De entrada, citó que el paso de una Gran Comisión a la Junta de Gobierno y Coordinación Política resultó un gran “fiasco”, pues la etapa que correspondió al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fue de continuos enfrentamientos al interior de su bancada.

Añadió que el periodo de Reyna Durán como coordinadora del Grupo Parlamentario de Morena, que asumió tras pugnas al interior, fue “gris y sin avances” en la agenda de trabajo del Congreso, al usar el tema de la pandemia para no convocar a sesiones, lo que permitió sólo el 50 por ciento de las sesiones de ese período.

Tampoco, aseguró, dio entrada a las iniciativas de los otros grupos parlamentarios para iniciar cambios en la junta, lo que retrasó el trabajo y afectó la estructura legislativa.

También la cuestionó por una presunta opacidad en el manejo de recursos, que “sólo usó para difundir de manera ilimitada y sin impacto su imagen para un posicionamiento político futuro”.

Galaviz Ibarra agregó, mediante un comunicado, que el siguiente periodo de “coordinación”, al inicio del segundo año de “trabajo” de la Legislatura, correspondió al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y lo asumió Miranda García como coordinador de bancada.

“Su trabajo ha sido de gran torpeza e ineptitud; ha ocasionado problemas en la representación del Congreso y no resuelve los problemas políticos, como con el sindicato del Congreso.

“No ha logrado establecer una agenda de trabajo y su peor desempeño ha sido la mala atención a las demandas de los grupos feministas”, dijo al considerar que esos colectivos merecen prioridad.

Sostuvo que el legislador no sólo no pudo establecer un puente serio de diálogo, sino que “incluso con sus decisiones de no proporcionar un servicio y atención en sus plantones, provocó la toma del edificio legislativo e incrementó la tensión de relación con esos grupos.

“Tal parece que piensa que el tiempo resolverá esos conflictos”, supuso.

A parecer del inconforme, sólo algunos diputados realizan un trabajo digno pese a la presión de sus partidos: Teresa Atenea Gómez Ricalde (PAN), Euterpe Alicia Gutiérrez Valasis /Morena), María Cristina Torres García (PAN) y Édgar Humberto Gasca Arceo (Morena).

Este, dijo, fue el único que presentó en forma de parlamento abierto la iniciativa para la Ley de Salud con el respaldo de los actores involucrados en el tema.

También habrá que señalar que algunos han expresado que están trabajando conjuntamente con los ciudadanos, pero sólo para posicionar su imagen.

Entre ellos, señaló a José Luis Guillén López (MAS) y José Luis “Chanito” Toledo Medina (MC), quienes, según él, dicen respaldar las propuestas ciudadanas y al votar hacen lo opuesto.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas