Activistas climáticos piden a gobierno y sociedad contribuir a la salvación del planeta

Ciudad de México, 24 Noviembre (Infoqroo).- Los activistas climáticos, Beatriz Marmolejo y Ricardo de Rosenzweig, Róger Rosas y Valeria Soto, compartieron su visión, escenarios y retos que se avecinan, así como las acciones a tomar frente a la emergencia climática a nivel mundial.

La primera es colaboradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México; de Rosenzweig, Coordinador de Procesos Regionales en el Grupo de Financiamiento Climático de América Latina y el Caribe; Rosas, miembro fundador del Colectivo Estudiantil Proyecto EcoCiencias, y Soto, Líder Climática de The Climate Reality Project.

Durante el panel No me deban mi futuro. Acciones inmediatas para un planeta posible en 2050 del Encuentro Digital 2021 de Amafore, Róger Rosas, comentó que son diversas las actividades e industrias causantes del cambio climático y que, más allá de las personas, la responsabilidad principal recae sobre los que hoy están al frente de las instituciones económicas y financieras, públicas y privadas, quienes a través de sus decisiones de en dónde, cuándo y cómo invierten su dinero, afectan el medio ambiente.

“Es sumamente importante que sus decisiones financieras sean responsables, ya que actualmente por una mala toma de decisiones, están empañando el futuro de los jóvenes. Al no asumir esta responsabilidad ahora, nos están dejando un mundo peor al que a ellos les ha tocado vivir”, agregó Rosas.

Ante la pregunta de si están actuando los países y las instituciones ante el llamado de los jóvenes a tomar acción contra el cambio climático, Ricardo de Rosenzweig, opinó que sí, y agregó que “están realizándose diversas acciones de cooperación internacional, inversión, desarrollo de tecnología, entre otros ángulos, pero la cuestión importante es saber si se está haciendo a tiempo o no”.

Ricardo también mencionó que “en los últimos años se han organizado cumbres, conferencias, eventos como la COP-26, en los que se alcanzan acuerdos entre las partes involucradas, pero, lamentablemente, los objetivos establecidos no han arrojado los resultados esperados, teniendo como mejor prueba de esto que la temperatura en la tierra continúa en aumento y el tiempo para revertir esto se termina.

Además, el eslabón faltante y muy importante, es de la aplicación de finanzas sostenibles a nivel internacional por parte de gobiernos, empresas e instituciones de inversión”.

De igual manera, los panelistas coincidieron en que México ha tenido un papel ambivalente en este tema. A nivel internacional, figura como un líder ante la acción climática, pero el país ha caído en una incongruencia y retroceso, porque ha incumplido sus compromisos adquiridos ante la comunidad internacional.

Aunque, por otro lado, hay que destacar las acciones regionales de los gobiernos estatales, como los de Jalisco y Nuevo León, que están impulsando y presentando en foros como la COP-26.

De acuerdo con Beatriz Marmolejo, «tenemos siete años para lograr resultados destacables ante el cambio climático. Los escenarios del clima ya no pueden ser separados de los socioeconómicos, por lo que cualquier decisión tomada, impactará en nuestro futuro climático.

“Se puede garantizar el futuro de la humanidad todavía a 100 años más, a través de avances como, por ejemplo, la energía limpia. Pero, por otro lado, las acciones y decisiones de la humanidad, para lo que es considerado tener una buena vida, de parte del sector político, financiero, empresas privadas, nos están llevando a un futuro considerado devastador”, advirtió la activista.

Marmolejo agregó: “Es momento de que se dé la oportunidad a los jóvenes de ser los encargados de tomar las decisiones importantes, del sector que sea, y que impactan al cambio climático, ser los responsables de las decisiones de las cuales seremos los principales impactados en el futuro”.

A su vez, la activista Valeria Soto, consideró que, en todas las decisiones y acciones planteadas hoy para el futuro, debe de tenerse en cuenta la equidad generacional; es decir, una distribución justa de los recursos y oportunidades esenciales para cada uno de los habitantes del planeta, además de estar conscientes de la relación sociedad–economía– medio ambiente, para así tomar decisiones y ejecutar acciones más integrales y sustentables, que en lugar de degenerar, generen más.

A manera de conclusión, los panelistas lanzaron el mensaje hacia los líderes actuales de gobiernos y empresas, sector financiero incluido: “No empeñen nuestro futuro. Ustedes son responsables del cambio climático.

«Pero todavía es momento de ser justo con las generaciones más jóvenes y las que todavía no nacen, por su familia. Es momento de colaborar y tomar en cuenta, hoy más que nunca, a los jóvenes, juntos tenemos la responsabilidad de contribuir a la salvación del planeta».

Entradas relacionadas