Activistas invitan al presidente AMLO a visitar tramo del Tren Maya en Quintana Roo

Playa del Carmen, 20 de abril (Infoqroo).- Ciudadanos que participan en la defensa de la selva en Quintana Roo donde pasará el Tren Maya aceptaron el llamado del presidente Andrés López Obrador para hablar en torno al polémico proyecto, pero le pidieron que venga a la entidad.

“Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador. Agradecemos su interés y su invitación para dialogar sobre el tramo 5 del Tren Maya. Como lo hemos señalado, nosotros no tenemos otro interés más que la defensa de la selva, la conservación del acuífero maya, sus ríos y cuevas, así como el mejor desarrollo de la región. Estamos ciertos que coincidimos con usted en dichos fines. Venga a conversar a la zona de construcción del tramo 5, con algunos de los expertos y comunidades locales de la zona. Tenga usted la seguridad de que será un diálogo respetuoso y constructivo”, expresaron en una carta abierta integrantes del grupo SelvaMeDelTren.

“En espera de que nos dé fecha, quedamos de usted. Cordialmente, Ambientalistas, activistas, artistas, buzos, biólogos, académicos, expertos en la zona; #SOSCenotes; #SelvaMeDelTren; #LaSelvaSalva; #YoPrefieroLaSelva; #YoSoyAgua; #YoSoyCenote”, concluye la carta, a la que tuvo acceso la agencia Infoqroo.

Apenas por la mañana en la conferencia de prensa “mañanera”, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que convocaría a dialogar a los diferentes grupos que pretenden impedir la devastación de la selva por el Tren Maya.

“Los voy a invitar, a ver si platicamos. Me estás dando una buena idea. O sea, los voy a invitar, a ver cuáles son sus dudas y se las aclaro. A ver si aceptan ¿no?, que platiquemos”, expresó.

Además, en la sesión, el mandatario mexicano cambió el tono de enfrentamiento y de descalificación a este sector de la sociedad quintanarroense que rechaza como se está llevando a cabo la obra.

“Porque es desconocimiento, o sea, no es mala fe, y no creo que sea que les hayan pagado, o sea, yo creo que se creyeron lo de la destrucción. A mí me pasa, ya lo he dicho aquí, de repente Jesús Ernesto (su hijo), en la casa me cuestionó: ‘Oye, ¡y cómo, están destruyendo la selva!’ A ver, a ver, a ver, chamaco, y le tuve que explicar, ¿por qué?, porque en su escuela hay pues el amor, que es algo muy bueno, a la naturaleza. Como los niños ya están formados, mejor formados, en eso en lo que se ha avanzado sin duda, en la conciencia ecológica en los últimos tiempos, o sea, ellos están más avanzados que nosotros, generacionalmente hablando. Entonces, ya le expliqué y ya se entendió”, respondió.

Horas después, desde Quintana Roo le llega la invitación para que visite la zona.

Entradas relacionadas