Alberto Capella señala que actividad delictiva del rumano Florian Tudor creció en 10 años al amparo de la impunidad y corrupción

Cancún, 1 de junio (Infoqroo).- Jesús Alberto Capella Ibarra, ex secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, expresó que llama poderosamente la atención los alcances y poder que alcanzó Florian Tudor, supuesto líder de la mafia rumana que opera en Cancún, detenido la semana pasada con fines de extradición, a solicitud del gobierno de Rumania.

En entrevista para el noticiero matutino de Radio Fórmula QR, el ex jefe de la policía quintanarroense recordó que Tudor fue detenido cuando estuvo al frente de la SSP, y el rumano no sólo acabó libre, sino que hasta acabó defendiéndose de una investigación junto con otros funcionarios del gobierno federal, mientras se avanzaba en un proceso de investigación junto con agencias internacionales.

“Parece increíble los alcances que logró ante la impunidad y corrupción, incluso hasta se sintió dueño de las instituciones del país”, señaló, entrevistado por Radio Fórmula.

“El capital de operación de la presunta mafia rumana se desarrolló de tal manera que diversificó sus actividades a otras partes del mundo y se sintió intocable. Las imágenes de su detención lo dicen todo, no daba crédito de lo que le pasaba, pues estaba seguro que no le iba a suceder nada”, añadió.

Presuntamente, Florian Tudor llevaba 10 años en Quintana Roo, donde se dedicaba a clonar tarjetas de crédito o de débito en cajeros automáticos, actividad que pasó desapercibida, pero en realidad encontró en el estado un paraíso, que le permitió expandir sus actividades a otras regiones del mundo y crear una coraza de institucional y política para alcanzar poder.

“Falta mucho por saberse y saldrán más historias que cierre un triste capítulo de corrupción”, añadió.

A la pregunta de que, si le ofrecerían regresar al cargo, luego de unos siete meses de haber sido separado como Secretario de Seguridad Pública, dijo que las instituciones no son unipersonales, sino son parte de todo un organismo, y recordó que recibió un organismo con muchas carencias, y aunque se avanzó bastante, falta aún cosas por hacer.

“Así como Quintana Roo es paraíso para lo bueno, también lo es para lo malo, y es por eso que hay que estar siempre atentos a todo lo que suceda”, expresó y señaló la necesidad de transparentar los acontecimientos violentos del nueve de noviembre para resolverlo de una vez.

Entradas relacionadas