Anuncia Viva Aerobus su primer vuelo con combustible sostenible

Ciudad de México, 5 Junio (Infoqroo).- Hoy, en el marco del Día Mundial del Medioambiente, Viva Aerobus informó hoy que el 15 de junio próximo realizará su primer vuelo con combustible sostenible, cubriendo la ruta Los Ángeles–Guadalajara, producido por la compañía finlandesa Neste, el proveedor más grande a nivel global de diesel y combustible de aviones renovables.

En un comunicado, la aerolínea añadió que realiza el anuncio en el marco del Día Mundial del Medioambiente, buscando contribuir, así a una mayor sostenibilidad en sus operaciones.

Recordó que, de acuerdo con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), para que un combustible sea considerado como sostenible, debe de cumplir con las siguientes características: 1) lograr una reducción neta de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI); 2) respetar las áreas de alta importancia para la biodiversidad y conservación en conformidad con las normas internacionales y nacionales; y 3) contribuir con el desarrollo social y económico local.

En este sentido, el combustible empleado por Viva, producido por Neste, está hecho completamente de residuos renovables y materias primas residuales, tales como aceite de cocina o restos de grasa animal.

A estos materiales les da un tratamiento para eliminar las impurezas y así obtener un producto limpio e inodoro que reduce de manera tangible la emisión de GEI en 80 por ciento en comparación con el combustible tradicional.

“Este será el primer vuelo de muchos que aprovechen un combustible 100 por ciento sostenible. Somos la primera aerolínea mexicana en firmar un acuerdo de compra con Neste por un millón de litros de este energético.

«Somos pioneros en el país para estar a la vanguardia del cuidado medioambiental, uniéndonos a una comunidad global de más de 40 aerolíneas que ya utilizan esta tecnología”, detalló el Director General de Viva Aerobus, Juan Carlos Zuazua.

Otra gran ventaja de este combustible es que puede mezclarse con aquél convencional hasta en 50 por ciento, de acuerdo con lo que las regulaciones internacionales marcan.

Es decir, pueden cargarse vuelos con diferentes porcentajes, desde 10 por ciento-90 por ciento y hasta 50 por ciento-50 por ciento. Esta característica permite aprovechar la infraestructura ya existente en los aeropuertos y aeronaves sin necesidad de adaptaciones o entrenamientos especiales, convirtiéndose así en una solución inmediata para reducir la huella de carbono, añadió el texto.

Agregó también que, en el caso del vuelo Los Ángeles–Guadalajara, será utilizada una mezcla de 35 por ciento de combustible sostenible y 65 por ciento del habitual.

Dicho combustible, además, cumple con todas las especificaciones de la Sociedad estadounidense de Pruebas y Materiales, bajo los más altos estándares en materia de seguridad y confiabilidad y es completamente compatible con los motores Pratt & Whitney de las aeronaves Airbus de Viva.

Acciones como esta resultan imprescindibles para lograr desvincular el crecimiento del sector aéreo del incremento de la huella de carbono, considerando que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) proyecta que la demanda de pasajeros se duplicará en los próximos 20 años. Lo anterior sin olvidar que la aviación representa alrededor de 2-3 por ciento de las emisiones de GEI a nivel global.

“Nos entusiasma ser la primera aerolínea en dar este gran paso en la historia de la aviación del país, encaminados a la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y a seguir consolidándonos como la aerolínea más verde de México al contar con el menor número de emisiones de CO2 por pasajero en el país”, explicó Juan Carlos Zuazua.

Esta labor resulta de los compromisos planteados por la aerolínea en su cultura ambiental El Futuro es Verdel que estableció el objetivo de reducir en más de 15 por ciento sus emisiones de CO2  (Dioxido de Carbono) por pasajero/kilómetro para 2025.

Esta meta también está respaldada por la disciplinada operación de Viva, caracterizada por elevados factores de ocupación y la tecnología de vanguardia de sus aeronaves que integran la flota más joven de México y tercera más joven de Norteamérica (cinco años en promedio) con motores de nueva generación altamente eficientes en uso de combustible, mayor capacidad de asientos en cabina y vuelos directos sin escalas.

La aerolínea recordó que ha redoblado esfuerzos desde 2019 por el cuidado medioambiental, cuando dio a conocer formalmente su cultura ambiental «El Futuro es Verde» y se convirtió en la primera aerolínea mexicana en separar los residuos durante sus vuelos a fin de reciclarlos.

Posteriormente, durante 2021, firmó dos alianzas estratégicas en beneficio del entorno. Por un lado, junto con Anaconda Carbon, Viva desarrolló su programa de compensación voluntaria de huella de carbono para los pasajeros.

Por otra parte, de la mano de “Reforestamos México”, lleva a cabo diversas labores que miran por un manejo responsable de bosques, la restauración de tierras degradadas y la arborización de zonas urbanas en México.

A lo anterior sumó que, en noviembre, se convirtió en la única aerolínea mexicana firmante de la declaración Target True Zero 2030s Airline Ambition impulsada por el Foro Económico Mundial que mira por el desarrollo de nuevas tecnologías de propulsión a partir de fuentes de energía sostenible, como aviones eléctricos y de hidrógeno, en aras de minimizar el calentamiento global.

“En Viva, siempre buscamos nuevas formas de añadir valor, no sólo mediante un servicio a precios bajos y una operación segura, sino también contribuyendo en la construcción de una industria aérea centrada en la sostenibilidad.

«Con el aprovechamiento de este combustible contribuimos directa e indirectamente al seguimiento de 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas», añadió Zuazua.

Entradas relacionadas