Atiende Secretaría de Salud de Yucatán a cientos de intoxicados con cochinita en Seyé

Mérida, 13 Junio (Infoqroo).- La Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) mantiene las tareas de vigilancia sanitaria y seguimiento epidemiológico continuos para garantizar la salud de los habitantes del municipio de Seyé, afectados, ayer domingo, por posible intoxicación alimentaria tras comer cochinita pibil en un puesto de esa localidad.

La SSY informó que, de acuerdo con el reporte médico más actualizado, de las 13 personas que requirieron hospitalización a causa de esta situación, 12 ya fueron dadas de alta y las que permanecen ingresadas están estables y fuera de peligro.

La dependencia estatal indicó que, junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar y el programa Médico 24/7 brindaron atención integral a 135 pacientes con un rango de edad de dos a 75 años, de los cuales únicamente 13 de ellos ameritaron atención hospitalaria.

En las valoraciones, los médicos atendieron también a tres pacientes embarazadas, las cuales no presentaron mayores complicaciones por haber comido cochinita.

La SSY mantiene, hasta el momento, acciones continuas, enfocadas a salvaguardar y proteger la salud, en apego a la Norma Oficial Mexicana NOM-017-SSA2-2012 relativa a la vigilancia epidemiológica.

Los síntomas más comunes manifestados en los pacientes fueron cefalea, dolor abdominal, náuseas, vómitos, calambre muscular, taquicardia e hipertensión.

Adicionalmente a estas acciones, se sumaron tres equipos integrados por profesionales de la salud adscritos al área de Epidemiología de la dependencia, así como una ambulancia con personal paramédico que han reforzado la vigilancia y seguimiento de los pacientes afectados.

Asimismo, un equipo permanecerá durante este día en la población para atender cualquier necesidad médica que pudiera darse tras lo sucedido el día de ayer.

De igual manera, verificadores sanitarios de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios acudieron desde el mismo día del reporte y realizaron la medida administrativa correspondiente que es la suspensión de actividades del establecimiento sin denominación, pero que popularmente en las indagatorias realizadas es conocido como “Yaneli”.

Con dichas acciones administrativas, la dependencia continuará las tareas de seguimiento en base a la normatividad sanitaria vigente, preservando la protección de todo riesgo sanitario relacionado con el consumo de alimentos que representen una amenaza a la salud de los habitantes del estado.

Entradas relacionadas