Baile de la cabeza de cerdo se rehúsa a morir en Kantunilkín

Kantunilkín, 7 Diciembre (Infoqroo).– El representante de los organizadores de las corridas de toros, Mariano Pech Abán, resaltó que el tradicional, y ancestral baile de la cabeza de cerdo se rehúsa a morir y, aunque con pocas personas, sigue practicándose durante la feria tradicional en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Pech Abán reconoció que la presente edición de la feria ha sido de las más austeras y tristes, debido a que, únicamente, realizan eventos religiosos, quedando fuera actividades masivas como bailes, noches de alboradas, gremios, procesiones, entre otros, como una forma de evitar contagios del coronavirus.

Explicó que en cada baile de cerdo debe haber, usualmente, como mínimo, 30 cabezas del cerdo que son decoradas en cubetas multicolores cargadas por hombres para un baile en el atrio de la iglesia en donde está la imagen de la virgen.

Sin embargo, en esta edición de 2020, la pandemia del coronavirus solo permite tres cabezas y, pocas personas.

Pech Abán añadió que realizan las actividades de la feria en los domicilios de las personas que tienen participación directa en la fiesta, con sus familiares y socios.

En años atrás, recordó, se reunían en el domicilio del encargado de la corrida que corresponda al día, concentrándose cientos de personas para convivir en su fiesta.

Dijo que la feria está llegando a su fin, siendo una de las más tristes que recuerde, pero al mismo tiempo, dijo que están conscientes de esta medida, para evitar contagios del coronavirus.

“Ya habrá otras ediciones en donde personas de todas las edades puedan llegar a divertirse en esta feria, en tanto, solo nos queda acatar las disposiciones de las autoridades de salud para cuidarnos todos”, aceptó resignado.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas