BCS, Ver y Q.Roo, los más castigados por huracanes en los últimos 50 años

Mérida, 1 Junio (Infoqroo-Información y Poder).- Baja California Sur, Veracruz, Quintana Roo, Tamaulipas y Sonora  son los cinco estados más castigados por el impacto de ciclones tropicales en los últimos 50 años, lapso en el que hubo un registro promedio de 5.4 tormentas anuales, según registros de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Conforme a indicadores de retrospectiva del Organismo Cuenca Península de la Conagua, Oaxaca (que actualmente es golpeado por el huracán «Ágatha»), Michoacán, Guerrero, Jalisco y Colima conforman el top ten de las entidades con el mayor número de afectaciones por las tormentas tropicales.

De la península del sur sureste mexicano, Campeche ha captado sólo el 1.5 por ciento del total de los ciclones de 1971 a 2021, en tanto que Yucatán el 0.7.

Septiembre es el mes, históricamente, con el mayor número de huracanes que han tocado tierra en México con un acumulado del 36.7 por ciento del total.

Los registros de ciclones tropicales de 1971 a 2021, que han impactado comunidades, señalan que abril ha registrado tres; mayo, 14; junio, 17; julio, 61; agosto, 174; septiembre, 211; octubre 100; noviembre 36 y diciembre, siete.

Además de las intensas lluvias previstas para los próximos días por los remanentes del huracán Agatha, que afecta el sur sureste del país, José Luis Acosta Rodríguez, director del Organismo Cuenca Península de la Conagua, pronosticó, para esta época de huracanes junio-noviembre una cifra de 16 a 21 ciclones tropicales.

Estimó de 10 a 11 tormentas, entre cuatro y seis huracanes de categorías 1 ó 2, y de dos a cuatro de los niveles 3, 4 y 5, actividad mayor que en la vertiente del Pacífico, donde ha previsto de 14 a 19 meteoros.

Los nombres de los ciclones que surjan del Atlántico son Alex, Bonnie, Colin, Danielle, Earl, Fiona, Gaston, Hermine, Ian, Julia, Karl, Lisa, Martin, Nicole, Owen, Paula, Richard, Shary, Tobías, Virginie y Walter, añadió el funcionario.

Pronosticó, también, la continuidad de las condiciones del fenómeno de la Niña durante el verano y otoño, de tal suerte que la elevación de temperaturas superiores a 28 grados Celsius, en el Caribe y Sonda de Campeche, será un factor que favorecerá el desarrollo de fenómenos tropicales.

Asimismo, las métricas apuntan a una temporada más activa de lo habitual en el Atlántico, hasta un 50 por ciento arriba del promedio, que corresponde a 14 sistemas, en tanto que, en el Pacífico Nororiental, es esperado hasta un 25 por ciento por arriba de la media, que corresponde a 15.

Entradas relacionadas