Candidata del PAN-PRD-PRI ofrece preparación académica y experiencia

Cancún, 27 Abril (Infoqroo).- La candidata a la Presidencia Municipal de Playa del Carmen, por la coalición PAN-PRD-PRI, Lili Campos, se describió como una mujer que toma con seriedad el darle resultados a la sociedad, con base en su preparación académica, experiencia en Derechos Humanos y sentido de justicia.

Entrevista por Radio Turquesa, la abanderada dijo que trabajará principalmente en combatir la inseguridad, la corrupción y la impunidad, que generando un cáncer en la sociedad.

“Hay que buscar a la persona que cubra las características de lo que el municipio pide, una persona honesta, de reputación intachable que es lo que yo ofrezco, con preparación y experiencia y conocimientos académicos.

En el caso Succar Kuri, cuando estuve en Derechos Humanos participé de manera directa para que el señor quedara tras las rejas, en el de Roberto Borge, igual, cuando existía el reclamo popular de justicia fui consejera jurídica y quien firma la denuncia soy yo, ahí está mi firma, soy una mujer que toma con seriedad darle resultados a la sociedad”, resaltó.

“Soy madre de familia, profesionista, abogada con Maestría en Política Criminal por la Universidad de Salamanca, España; soy una mujer preparada con experiencia porque he sido titular de la Comisión de Derechos Humanos en Solidaridad, coordinadora regional de ministerios públicos.

«He sido vicefiscal general de la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo, encargada de la Comisión de Justicia… estoy preparada tanto en la académico como en la experiencia laboral, sé cómo se trabaja por dentro y todas las carencias de la corporación policíaca”, aseguró.

En cuanto a la policía, dijo que trabajará en su capacitación y en la desaparición de “cuotas” para recuperar la confianza de la sociedad por la corporación.

Otra de sus propuestas es la reactivación de la economía, pues una sociedad desempleada propicia delincuencia, incluso por necesidad, dijo.

También dijo que la presente contienda electoral “no es de partidos, no es de colores, sino que la persona debe estar por encima de los partidos.

Entradas relacionadas