CICY desarrolla tecnología fotolvoltaica para los milperos de Yucatán

Mérida, 2 Junio (Infoqroo).- Un grupo multidisciplinario de investigación, liderado por el Centro de Investigación Científica de Yucatán A. C. (CICY), diseñó y construyó un sistema de riego fotovoltaico que tiene como fin coadyuvar a la mejora de  las capacidades productivas de los productores milperos de Yucatán.

En un comunicado, la institución añadió que, los especialistas, también instalaron parcelas experimentales y demostrativas en los municipios de Conkal y Tizimín para promover la conservación y preservación de la biodiversidad milpera.

Ello, mediante la identificación, recolecta, caracterización y resguardo de semillas.

Estas tecnologías fueron generadas como parte del proyecto: Conservación, uso sostenible, incremento de la capacidad productiva y revalorización de la Milpa maya en Yucatán (YUC-2018-03-01-119959 FOMIX-CONACYT), liderado por el CICY, a través de su responsable técnico Miguel Ángel Fernández Barrera.

El especialista detalló que el proyecto es una estrategia integral para impulsar la milpa maya en el estado, mediante una metodología participativa con los productores milperos que involucra:

La conservación y preservación de la biodiversidad, el aumento de sus capacidades productivas, mediante la capacitación técnica sobre plagas y enfermedades, cultivo orgánico, manejo forestal y mejoramiento genético participativo, entre otros rubros.

La revalorización de la milpa como un eje social, cultural, económico y ambiental.

Por su lado, el investigador por México, adscrito a la Unidad de Energía Renovable del CICY, y colaborador del proyecto Milpa, Luis David Patiño López, explicó que el sistema de riego fotovoltaico fue desarrollado con la intención de promover un uso bien dimensionado de la tecnología fotovoltaica.

Dicha tecnología ya está presente en el campo yucateco, pero no siempre con instalaciones de tamaño acorde a las parcelas.

Asimismo, Patiño López comentó que la metodología de diseño desarrollada en el CICY, podría ser una herramienta para los tomadores de decisiones e instituciones del gobierno, para la planeación y dimensionamiento adecuado de sistemas y apoyos para los milperos.

El investigador explicó que este sistema se encuentra en fase de experimentación, en el Instituto Tecnológico de Conkal, y es capaz de proveer hasta 56 litros por minuto, apropiado para el riego fraccionado de una parcela demostrativa de media hectárea.

Además, detalló que el sistema funciona con una bomba, tubería principal, tubería para goteo, aspersores y se alimenta por energía solar (dos paneles solares de 530 W).

“La energía solar fotovoltaica es una opción viable para los milperos que no cuentan con energía eléctrica, y que gastan mucho dinero en combustibles para sus sistemas de riego basados en diésel o gasolina”, resaltó.

El comunicado añadió que es importante mencionar que esta metodología aprovecha la capacidad de proyección de condiciones atmosféricas, de profundidad del acuífero, extensión de parcelas y precipitación, e incorpora la carga dinámica del riego.

Esto permitirá hacer más eficiente el riego en las parcelas sembradas por los milperos.

En este desarrollo colaboran también el investigador de la Unidad de Materiales, Gonzalo Carrillo Baeza, el investigador por México de la Unidad de Energía Renovable, Víctor Ramírez Rivera, entre otros entendidos en el tema.

Por otro lado, el investigador de la Unidad de Recursos Naturales del CICY, Orlando Mijangos Cortés y la estudiante de Doctorado de la misma Unidad, Elia María Ku Pech, indicaron que, como parte del proyecto de investigación, se ha instalado una parcela experimental y demostrativa en el Instituto Tecnológico de Tizimín.

Dicha superficie comprende una plantación de maíces nativos recolectados de diversos municipios del estado, con el fin de evaluar las colectas, conocer sus características y detectar cuáles son las variedades con características deseables para aumentar la productividad en la milpa.

“Esta caracterización fenotípica y estudios con los maíces nativos, se hace con el fin de conservar la diversidad genética de los maíces presentes en Yucatán”, concluyó Mijangos Cortés.

Entradas relacionadas