Con dos campeones, Tito Polo y Pedro Fernández, los Tigres enfrentarán a Tabasco

Cancún, 8 de agosto (Infoqroo).– Al caer el telón de la temporada regular de la Liga Mexicana de Béisbol, los Tigres, que enfrentarán en los playoff a los sublíderes Olmecas de Tabasco, tuvieron a dos campeones individuales, el colombiano Tito Polo en bases robadas, y el dominicano Pedro Fernández, en ponches.

Oriundo de Isla San Andrés, Colombia, Polo se convirtió en el décimo pelotero en la historia de la franquicia en conquistar el título de robos, con 35, luego de que el año pasado lo hizo su paisano Reynaldo Rodríguez, quien tuvo 21 estafas.

El «A-Polo 38» mostró su valía desde su primer juego con los de bengala el 22 de abril pasado, cuando bateó el ciclo ante los Piratas de Campeche, a quienes les robó tres veces las bases ese primer fin de semana del calendario, en el estadio Hermanos Serdán de Puebla.

Durante toda la campaña el jardinero central bengalí mantuvo un reñido duelo con el estadounidense Cade Gotta, de los Tecolotes de los Dos Laredos, quien acabó con 34.

Con sus 35 estafas en 44 intentos, Polo se unió a los bengalíes Joseph Christopher (24-1957), Francis Glamp (30-1958), Luis Zayas (30-1960 y 28-1961), Armando Murillo (21-1964), Héctor Zamudio (43-1972), Matthew Akexander (73-1983), Matías Carrillo (30-1984) Luis Polonia (48-1997) y Rodríguez (21-2021).

El derecho Fernández, nacido hace 28 años en Puerto Plata, República Dominicana, regresó este año a la LMB, siendo el brazo más regular de los Tigres, al terminar como líder del equipo en triunfos, con ocho; innings lanzados, con 95 y dos tercios; efectividad, con 4.42, y ponches.

El «Aventurero» tuvo 17 aperturas, siendo la del 8 de julio en el “Beto Ávila” de esta ciudad donde más anestesias logró con 13, durante siete episodios contra los Pericos de Puebla. Otro juego con doble dígito fue el del 28 de abril en la casa de los Bravos de León, con 10 en siete entradas.

El dominicano se quedó con el título de ponches con 103, siendo uno de los tres brazos que superaron el centenar de chocolates en el circuito veraniego. En segundo quedó Manny Barreda, de los Toros de Tijuana, con 102, y Erick Leal, Rieleros de Aguascalientes, con 100.

Pedro Fernández es el cuarto lanzador en la historia de la franquicia en conquistar el cetro de ponches, junto a los estadounidenses Fred Waters (126-1955), Bobby Cramer (120-2010) y el líder de anestesias en la historia de la LMB, el oaxaqueño Jesús ‘Chito’ Ríos quien lo ganó tres veces, (194-1984, 195-1988 y 186-1992).

Los Tigres ya piensan en los Olmecas, a quienes a partir de este miércoles en Tabasco, enfrentaran por sexta vez en playoff, pero por primera desde 1999, cuando todavía jugaban en la Ciudad de México.

Entradas relacionadas