Disminuye presencia de cocodrilos en los cuerpos lagunares y de mangle de Cancún

Cancún.- El crecimiento desmedido de construcciones a la orilla de la laguna Nichupté, en la zona hotelera de Cancún,  se refleja ya en un peligroso descenso en la población de cocodrilos y en su estructura poblacional que atenta contra su existencia en esos ecosistemas, advirtieron funcionarios y científicos especialistas.

Señalaron que la cercanía de los saurios con las zonas pobladas genera una percepción de amenaza para los humanos en la que hay implícita una desinformación derivada de la falta de investigación de esta especie, de manera que puedan ser conocidos sus hábitos, entre ellos sus períodos de apareamiento, sus lugares de anidación.

Apenas la tarde del jueves, un turista de Estados Unidos fue mordido por un cocodrilo mientras buceaba en la laguna Nichupté, a la altura del kilómetro 14.3 de la avenida Kukulkán, una zona con señales advirtiendo del riesgo de meterse a nadar por la alta presencia de los saurios.

El «ataque» se registró a las 18: 30, el lesionado, identificado como Jonatan S, fue atendido a bordo de la embarcación «Don Chingón» y presentaba una mordedura de «reptil cocodrilo» a la altura de la cabeza.

-Nos estamos acercando a sus hábitats, estamos invadiendo sus zonas de vida y natural que reaccionen así pero no por eso los vamos a matar o eliminar- , expresó el director del Parque Nacional Costa Occidental Isla Mujeres Punta Cancún y Punta Nizuc, Jaime González Cano.

Advirtió que la muerte de cocodrilos o que se invada la zona donde viven, es un problema grave e incluso delicado, pues se corre el riesgo de que desaparezca esta especie, lo que impactaría en el tema ecológico.

Por su parte, el veterinario especializado en cocodrilos, Javier Carballar Osorio, recordó que de acuerdo con estudios realizados por la Asociación Civil Onca Maya, y monitoreos realizados en los tres últimos años, muchos de ellos con la colaboración de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la cantidad de cocodrilos registrada es menor a la reportada entre 2000 y 2002 por evaluaciones similares.

«Estamos prácticamente encontrando menos cocodrilos y no solamente está en riesgo la cuestión de la cantidad de individuos, que ciertamente es lo importante, sino la estructura poblacional», comentó González Cano

Por su parte, Carballar Osorio expresó su preocupación, porque además de la disminución de individuos, también hallan mucho menos adultos, según esos estudios poblacionales que deben ser realizados en tiempo para tener datos duros que permitan tener cifras precisas y una radiografía real de la situación de los saurios.

Aclaró que sí bien ha habido una disminución, hay individuos adultos, pero cada vez son menos por diversas causas, entre ellas el «asesinato» (sic) de estos saurios, que son hallados muertos por diversas acciones del hombre, entre ellas, golpes fuertes en la cabeza que los mata por traumatismos craneoencefálicos, perforaciones, balazos, anzuelos en el estómago, golpes de propela de las lanchas.

Reconoció que en algunos casos, los ambientalistas han podido determinar la causa de la muerte de los animales a pesar del alto nivel de putrefacción, debido a esas causas señaladas que dejan evidencia, pero en otros no ha sido posible lograrlo.

-Al tener el reporte de la muerte vamos por ellos, vemos la especie, el tamaño, el sexo, lo que contribuye a la estadística poblacional-, agregó.

Sobre los recientes datos que se reportaron por la muerte de 12 saurios, Ricardo Muleiro, presidente de los Asociados Naúticos de Cancún, recordó que muchos de estos reptiles murieron luego de acercarse a zonas habitadas en las que tuvieron encuentros con humanos como lo evidencia el hecho de los balazos, las perforaciones, golpes de propela y anzuelos hallados en su cuerpo.

Ante ello, dijo que se aliaron con ONCA MAYA, para firmar un convenio entre esa instancia y la de orden náutico para realizar un programa de exploración e investigación al cual quieren incorporar a turistas para que éstos puedan ir al sitio, donde se encuentran los cocodrilos y participar en este proyecto ambientalista.

De hecho, prosiguió, el gremio náutico recibió bien este planteamiento y lo promovió para realizar esta prospección en la Laguna de Nichupté y en la de Chacmultún, donde también hay «mucho trabajo qué hacer».

«En fin, todo lo que permita a la población tener un mayor conocimiento y sensibilidad con respecto al animal o al depredador más importante del área», concluyó.

Entradas relacionadas

Deja un comentario