El 10 de mayo, fecha sin significado para algunas mujeres cardenenses

El 10 de mayo, fecha sin significado para algunas mujeres cardenenses

 

Kantunilkín, 10 mayo (Infoqroo).- El 10 de mayo será, para muchas mujeres, un día como cualquiera, pues al margen de la parafernalia del “Día de la Madre”, tendrán que trabajar para ganarse, como siempre, el sustento propio, el de sus hijos y hasta el de sus propias progenitoras.
Algunas de ellas, conscientes de su situación y aceptándola, relatan a Infoqroo que no esperan nada especial, este viernes, pues, dicen, las circunstancias no lo permiten.

Bueno, ni de sus hijos esperan grandes detalles por la difícil economía que muchos de ellos atraviesan.
Al respecto, una carnicera de la localidad, Leónides Chimal Mena, de 54 años de edad, se dedica, desde hace más de 25 años, a la venta de carnes rojas en su domicilio.
Por ello, el festejo del “Día de la Madre” pasará desapercibido: “Trabajo desde las 06:00 horas y termino alrededor de las 14:00 horas, hasta que la gente deje de comprar y, después me acuesto un rato para descansar porque hay que lavar la ropa o los trastes”.
Señaló que, además, el trabajo en el hogar no se acaba: “Si mis hijos me regalan algo ya es ganancia pero, en realidad, no lo espero y me basta con que me visiten para saber que están bien de salud”, indicó.

Por su parte, la policía Jhovana Verónica Cruz Franco, con más de 20 años de servicio, señaló que su labor es difícil…y dice porqué:
“Cada que salgo me despido de mi mamá y de mi hijo, porque no sé si regresaré a verlos porque tenemos la encomienda de darle seguridad a la ciudadanía”, reconoció.
Dijo que tiene que presentarse a las 08:00 horas para su pase de lista, tiene hora y media para almorzar para retornar a su servicio, el mismo tiempo para cenar y cuando esta “franca” (con día libre) es cuando se dedica a labores del hogar
“Es poco el tiempo para convivir con mi mama o mi hijo y, el día de la madre, será normal porque tengo que trabajar”, lamentó.

Entradas relacionadas