El INAH hará valer el seguro para atender la capilla de Tihosuco, cuya fachada colapsó

Cancún, 23 Junio (Infoqroo).- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Quintana Roo hará valer el seguro que protege los monumentos históricos, arqueológicos y paleontológicos de la nación para atender el colapso de parte de la fachada de la capilla del Niño Jesús, en Tihosuco, municipio de Felipe Carrillo Puerto, informó su delegado, Margarito Molina.

Dijo que al enterarse el viernes pasado del suceso, personal del INAH realizó una inspección corroborando que parte del frontispicio del templo se colapsó, pues el deterioro causado durante la Guerra de Castas (1847-1901), aunado a más de cuatro días de lluvias, reblandecieron la estructura restante de la fachada y originó un derrumbe parcial.

Entrevistado por Radio Fórmula, dijo que arqueólogos del INAH volverán acudir hoy en espera que los evaluadores y ajustadores comiencen las primeras acciones para restauración y estabilización del inmueble la próxima semana.

Posteriormente, añadió el funcionario federal, los especialistas evaluarán un proyecto para la restauración, restitución o reconstrucción de la parte colapsada.

Molina manifestó que el INAH tiene 144 monumentos históricos en Quintana Roo, es decir, aquellos que datan desde los tiempos de la conquista hasta 1899, y todos están asegurados, como la capilla de Tihosuco, a la que calificó de alto valor histórico.

De ahí que la Secretaría de Turismo, con recursos estatales y federales, restauró hace un año partes laterales y techos, mas no así la fachada del templo.

“Dentro de los planes del proyecto estaba incluida la parte que se colapsó, pero no fue aprobado“, dijo y mencionó que en Tihosuco hay unas tres docenas de casonas coloniales que igual han sido restauradas.

Respecto a los trabajos del Tren Maya, dijo que hay una estrecha coordinación con el Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) y en los primeros cuatro tramos que abarcan de Palenque, Chiapas, a Espita, Yucatán, ya fueron registrado más de tres mil vestigios, entendiéndose por ello desde cuentas de jade, restos cerámicos, hasta estructuras arqueológicas.

En el caso del tramo cinco, que corresponde a Quintana Roo, expresó que no esperan encontrar muchas sorpresas, al tener en cuenta que el carril estará sobre la autopista Mérida-Cancún y de Cancún a Tulum estará en medio de la carretera.

“Evidentemente habrá necesidad de algunas ampliaciones y desvíos, y para eso el INAH estará atento, pues hay varios monumentos prehispánicos, como en Xel-há y Tankah próximos a la carretera por lo que trabajaremos para cuidarlos”, añadió.

Entradas relacionadas