El Tren Maya pone en riesgo Sac Actún, la cueva submarina más grande del mundo

Mérida, 5 de abril (Infoqroo/ Información y Poder).- Expertos en exploración submarina advirtieron del peligro que representa el tramo cinco del Tren Maya, ya que podría impactar la estructura del sistema de cuevas submarinas de 345 kilómetros al sur de Quintana Roo, el Sac Actún, la más grande del mundo, por lo que pidieron modificar el trazado.

Los expertos Ana K. Celis y Guillermo de Anda Alanís, responsables del proyecto de investigación del Gran Acuífero Maya (GAM) y exploradores del Sac Actún, recordaron que ante el reclamo de los empresarios turísticos,  se cambió la construcción de las vías en plena selva, paralelamente al trazado inicial de Cancún-Playa del Carmen.

El problema, dijo Guillermo de Anda Solís, explorador del Sac Actún, es la fragilidad del suelo por donde pasaría el Tren Maya, lo que podría afectar de manera grave el sistema de cuevas, cenotes y túneles del acuífero que se ramifica por el sur del estado quintanarroense.

El sistema hidrológico, además de ser importante para el entorno natural, donde conviven jaguares, monos y gran diversidad de fauna y flora, es de incalculable valor paleontológico y arqueológico, subrayó el responsable del GAM, en un foro organizado por ICEK (Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del Karst).

Guillermo de Anda mencionó que en sus exploraciones en Sac Actún encontró vestigios humanos de hace nueve mil años y hasta restos de mamuts, osos y tigres dientes semipala de épocas más remotas, tal como fue anunciado oficialmente en el 2018 por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), del que es jefe de Arqueología Subacuática.

“El progreso amenaza nuestro acuífero a través del Tren Maya, que podría traer beneficios, pero también problemas, ya que se planea sobre el Sac Actún, sistema de cuevas subterráneas inundadas más largo del mundo y sustento de vida de los últimos diez mil años”, advirtió.

 “Hace falta concientizar de esto, ya que los administradores y dueños de cenotes no saben lo que hay en las profundidades, y a nivel político muchos menos lo entienden. No nos oponemos al tren, al progreso, a que haya mejor calidad de vida, pero, coincidimos con académicos de la UNAM y del IPN de realizar un análisis más profundo de hacia dónde debe ir el tren”, puntualizó.

Ana K. Celis expuso la urgencia de salvar los cuerpos de agua de la península, tanto de la alteración del entorno y los suelos que implicará el trazo ferroviario como por la presencia de contaminantes, químicos y metales pesados detectados en los cenotes.

Como maestra en Ciencias en Oceanografía Costera e instructora de buceo científico con especialidad en Arqueología Subacuática informó que trabaja con otros investigadores en el análisis del agua del GAM, pero insistió en la necesidad de preservar esta red que abarca el cuerpo de agua dulce más grande del planeta.

También afirmó que están avanzados los estudios que comprueban la interconexión de los cuerpos de agua de toda la península, incluidos cenotes, grutas y cuevas submarinas de corrientes que provienen del sur del país y desembocan en el mar.

La científica subrayó que no hay en los tramos cuatro, cinco, seis y siete un Manifiesto de Impacto Ambiental para conocer las posibles afectaciones y las acciones de mitigación.

Entradas relacionadas