Embarazos de niñas, problema grande, complejo y generalizado

Embarazos de niñas, problema grande, complejo y generalizado

 

Cancún, 29 de mayo (Infoqroo).- Cada año, alrededor de 100 niñas menores de 14 años denuncian el delito de violación ante la Fiscalía General del Estado, en lo que se considera la “punta del iceberg” de un problema mucho más grande, complejo y generalizado, aseguró Mariana Bello, investigadora del Observatorio de la Gobernanza para la Cooperación y el Desarrollo (Gobernanza MX).
Según dijo, se calcula que sólo un 10 por ciento de esos delitos son denunciados y que son muchas más las niñas que cada año sufren esta situación en sus hogares, escuelas y en la comunidad.

La entrevista se realizó en el marco de una manifestación en la Plaza de la Reforma, en la que también participaron representantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Quintana Roo (Ceaveqroo), Servicio, Educación, Sexualidad y Salud (Seedssa) y del Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM), realizada para denunciar la violencia sexual contra las niñas, efectuada en forma simultánea en la Plaza de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza, con el lema “Son niñas, no madres”.
La intención es visibilizar un problema que es el embarazo de niñas menores de 14 años, situación que no se ha logrado contener en México y Latinoamérica y que ha crecido en las últimas décadas, explicó Bello. Más aún, cálculos de la Organización de Estados Americanos indican que la tasa de embarazos entre ese sector de la población seguirá en aumento de aquí al 2030, añadió.

También consideró alarmante que, según la Comisión de Atención a Víctimas, en el 60 por ciento de los casos, el agresor es una persona de la familia: papá, padrastro, hermanos, primos, tíos o cercana al entorno familiar.
Esta violencia es muchas veces solapada y queda oculta o en secreto en el contexto familiar porque en los entornos comunitarios y familiares hay mucho temor. Hemos trabajado mucho con la Fiscalía y otras instancias de atención a víctimas, pero se requieren más esfuerzos porque son instancias generalmente saturadas en cuanto a la atención, subrayó.
En cuanto a la trata y explotación sexual de niñas y el denominado “turismo sexual”, consideró que también se tiene que explorar a fondo porque las cifras que se conocen en el mundo son muy generales.

Entradas relacionadas