En Cancún habrá 11 misas con sana distancia en honor a la Guadalupana

Cancún, 11 de noviembre (Infoqroo).— “Si la gente tiene tiempo para ir a los comercios, a las tiendas y a otras partes, también puede venir a misa”, afirmó el padre Rafael Ruiz Padilla, rector del Santuario de Virgen de Guadalupe en Cancún, quien indicó que los festejos en honor a la Guadalupana incluirán varias misas y se espera que la gente colabore guardando sana distancia y atacando las medidas de higiene que dispondrán.

“No estamos en plan de policías ni de caciques, vamos a recomendar nada más. Lo que hemos hecho es evitar todo aquello que pueda generar contagio, como la vaquería, venta de comida, la misa de los Juan Dieguitos, cosas que pudieran ser motivo de contagios, nuestro lema es Prudencia y Valentía”, indicó.

En la iglesia se usará cubrebocas y se tienen que desinfectar los zapatos antes de ingresar al templo, guardar sana distancia y usar gel antibacterial.

“Los horarios siguen igual, no hemos querido quitar nada, al contrario, deberíamos aumentar para evitar los amontonamientos de personas”, dijo.

“Hemos separado las bancas dentro de la iglesia y las que sobraban las colocamos en el atrio para que la gente que no quepa dentro pueda seguir la misa y las ceremonias, vamos a tener personas en las puertas para ayudar a acomodar a todos”.

En cuanto a los antorchistas, indicó que únicamente han llegado tres este año, el grupo más lejano de Comitán, Chiapas.

Hoy habrá 6 misas: 2 en la mañana y 4 en la tarde, la última es la misa de gallo, que va a ser a las 2:45 y luego siguen Las Mañanitas, luego la primera misa a las 6:30 de la mañana y la última las 9 de la noche, para un total de 11 misas a lo largo del día para dar oportunidad al mayor número de personas posible de ingresar al templo.

La misa de gallo será la celebrada por monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, obispo de la diócesis Cancún-Chetumal.

“Afuera va a ser un pandemonio, por la gente, pero aquí adentro no vamos a tener venta de comida ni de nada”, explicó.

“Nosotros hemos mantenido el templo abierto, no tenemos ningún problema. Mi preocupación era celebrar la misa dos veces al día durante toda la pandemia y no ha pasado nada, ha venido muy poca gente y yo les digo que no es lo mismo escuchar la misa por televisión que venir personalmente, no hemos tenido problema de sobrecupo. Si la gente tiene tiempo para ir a los comercios, a las tiendas y otras partes, también puede venir a misa”.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas