Este verano podría superar los 2.8 millones de visitantes pronosticados

Cancún, 9 de julio (Infoqroo).- Todos los protocolos, medidas sanitarias implementadas y adoptadas por el sector turístico han influido en dar confianza, lo que se traduce en que este verano el pronóstico es de 2.8 millones, aunque los números podrían ser más, con los nuevos vuelos que entran para este periodo, dijo Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo en el Estado.

La funcionaria manifestó que el destino se recupera satisfactoriamente por un trabajo conjunto entre autoridades, iniciativa privada y ciudadanía, lo que facilitara a que, cómo va la situación, se tenga un cierre de año de 14 millones de visitantes con pernota, y con la buena noticia es que cerraremos con volúmenes de cruceros.

En el caso de este verano, dijo que se prevé la llegada de más de dos millones 800 mil turistas, sin tener en cuenta los nuevos vuelos, por lo que a mediados o fines de agosto se tendrá un balance real de visitantes nacionales y extranjeros, y la derrama económica que dejaron.

Marisol Vanegas recordó que desde que se decidió reabrir el destino se tomaron las medidas necesarias con la implementación del Sistema de Certificación y Protección Sanitaria, en la que hoy en día están más de mil empresas registradas y unas 500 debidamente certificadas.

“Esto significa que ante cualquier situación se aplica un protocolo. Si se da un caso positivo de contagio, en ese momento entra en aislamiento. También, en todo evento se aplican pruebas de antígeno para que todos los participantes entren en modalidad de burbuja. Hay más de 250 criterios para asegurar a todos, que los protocolos se cumplen”, añadió.

En ese sentido, recalcó que la clave de que les vaya bien es la confianza, a través de la certeza sanitaria y la unidad, pues “solos no se podría lograr, no somos únicamente la Secretaría de Turismo, Cofepris, sino también cada empresa, y cada uno de los más de 400 mil gentes vinculados al sector turístico directa o indirectamente.

“La misma gente sabe que en ellos también depende su bienestar y el de sus familias, pues está en juego su empleo”, añadió.

“Lo primero es la salud de las personas, pero también la tranquilidad de los hogares y en nuestro caso por la juventud y vocación del Estado teníamos que encontrar un equilibrio, lo cual se ha ido consiguiendo”, abundó.

Entradas relacionadas