Grupo ambientalista DMAS, advierte que aún sigue el juicio del Tren Maya

Cancún, 8 de agosto (Infoqroo).- La agrupación Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (Dmas) informó que se presentaron recursos contra los autos que modificaron la suspensión definitiva que se otorgó a los buzos en el expediente 884/2022, y su posterior revocación en el tramo Cinco sur del Tren Maya, y subraya que el juicio aún sigue.

En un comunicado, precisa que la Suprema Corte ha señalado que la falta de una autorización en materia de impacto ambiental basta para considerar que las obras que se pretenden realizar pondrán en riesgo el equilibrio natural de un ecosistema (Caso Laguna Carpintero AR 307/2016), pero esto no quiere decir que ese peligro no existe aún con un resolutivo de impacto ambiental de la Secretaría del medio ambiente y recursos Naturales (Semarnat).

Para muestra, recuerda que en el caso de Arrecifes de Veracruz (AR 54/2021) se demostró que la evaluación ambiental no consideró los impactos acumulados generados, mientras que en el de Tajamar (AR 88/2017) se mostró que la evaluación ambiental violentó Normas Oficiales como la NOM 059- Semarnat 2010 y programas de ordenamiento ecológicos municipales.

Asimismo, señaló que hay también varias recomendaciones de la CNDH que acreditan que la Semarnat varias veces omitió realizar una evaluación exhaustiva de las obras que autoriza o, en perjuicio del derecho humano al medio ambiente y sus principios, permitiendo trabajos con daños irreparables.

“El resolutivo de autorización de impacto ambiental del Tramo Cinco Sur del Tren Maya incumple y violenta todo esto, y más”, precisa.

En ese sentido, refiere que cuando se otorgó la suspensión definitiva del Tramo 5 Sur a favor de los buzos, el juzgado primero de distrito estudió los principios de prevención, precaución e “in dubio pro natura” a fin de tomar las medidas necesarias para proteger la materia del juicio, los ecosistemas kársticos y sus servicios ambientales.

Sin embargo, en sus últimas resoluciones olvidan estos principios, se lavan las manos al decir que la Semarnat es quien lo considera “viable ambientalmente” y resuelve poner en riesgo esa materia de fondo sin fundamentación alguna.

Dmas señaló que, por eso, presentan los recursos correspondientes contra los autos que modificaron la suspensión definitiva que se otorgó a los buzos en el expediente 884/2022, y su posterior revocación, así como contra la negativa de suspensión provisional frente a la Autorización Ambiental Condicionada del Tramo 5 Sur que la Semarnat otorgó.

Entradas relacionadas