Hay interés por adoptar, pero no con discapacidad

Cancún, 8 de febrero (Infoqroo).— Más de 50 niños, niñas y adolescentes se han entregado en adopción desde que comenzó la presente administración, sin embargo, aún hay muchos menores de edad que esperan por una familia, indicó Aída Isis González Gómez.

En entrevista para el SQCS, la procuradora de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del Estado de Quintana Roo indicó que hay alrededor de 15 adolescentes y niños con discapacidad que nadie ha querido adoptar.

Ante las numerosas solicitudes de las parejas que desean un recién nacido o niño pequeño, se implementó un programa de convivencias pre-adoptivas, con el que las parejas seleccionadas por la Procuraduría pueden conocer a los niños, niñas y adolescentes en adopción, platicar con ellos y sensibilizarse con estos menores de difícil colocación.

A muchos de ellos, por ser hermanos, no se les puede separar al darlos en adopción, esto es, la pareja interesada tiene que adoptarlos a todos, hay otros que tienen alguna discapacidad o que son mayores de 7 u 8 años.

Sobre el mecanismo de trabajo de la Procuraduría, dijo que cuando saben de algún caso en el que se están vulnerando los derechos de niños, niñas y adolescentes, inmediatamente se designa un equipo multidisciplinario (psicólogo, abogado y trabajador social), se emite un diagnóstico de los derechos que se están vulnerando y se establece un plan de restitución de esos derechos.

“Tenemos casas de asistencia social donde procuramos que los niños estén el menor tiempo posible, y dentro del plan de restitución se le restituye su derecho a vivir en familia. Tratamos que sea su familia de origen, como abuelos, tíos, papá, mamá… y si no es viable esa opción por algún motivo, se va por la adopción luego de la liberación jurídica del menor”, explicó.

Dijo que los requisitos para adoptar son INE, contar con recomendaciones, un trabajo o fuente de ingresos y acta de nacimiento, entre otros, pero lo más importante es cubrir la evaluación psicológica y de trabajo social para contar con el certificado de idoneidad que expide la procuraduría a su cargo luego de las valoraciones.

Dijo que hay aproximadamente 15 adolescentes y niños con discapacidad que aún esperan por una familia y que algunos niños ya están tan acostumbrados a las casas de asistencia que tienen muchas barreras en las convivencias con las parejas interesadas en adoptar, sobre todo los adolescentes que ya están por cumplir la mayoría de edad.

Sobre la figura de la familia de acogida, que brinda cuidados, protección, valores y está pendiente del niño o adolescente en lo que tiene una adopción permanente o regresa con su familia extensa como tíos, padrinos, etcétera, dijo que el año pasado tuvieron su primera familia de acogida certificada y ahora ya cuentan con dos en Quintana Roo.

“Les pedimos a las familias que se acerquen a nosotros si les interesa esta figura para que los niños no estén en un centro de acogida, sino en un entorno familiar”.

Dijo que las familias de acogida, aunque son temporales, pasan por los mismos filtros que los que desean adoptar.

Para denuncias de violencia familiar a menores, llamar al 911 o directamente a la procuraduría para analizar los casos y llegar a acuerdos con los padres, incluso se les brinda ayuda para que los niños crezcan en un ambiente más sano.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas