Hotel de Bacalar, se deslinda de actividades ilícitas de conferencista

Bacalar, 2 de junio (Infoqroo).- Yareni Courtenay, encargada del Centro Holístico Akalki de Bacalar, se desligó de cualquier actividad que realizará el conferencista, y sostuvo que sólo se dedican a proporcionar el servicio de hospedaje y alimentación.

“Somos totalmente ajenos a los eventos que se realicen aquí”, dijo en breve entrevista que ofreció a medios de comunicación.

Asimismo, admitió que en algún momento se rentó todo el lugar para un retiro, y la administración se encargó de proveer alimentos y hospedaje, pero que eso no implica que sean responsables o culpables del ilícito que se investiga.

También explicó que en el hotel viven 10 empleados, que ahora que la propiedad fue asegurada no tienen a donde ir y que al momento del cateo tenían cuatro huéspedes a los que tuvieron que desalojar.

“Nosotros nos dedicamos a eso a vender hospedaje y alimentos en algún momento para un momento se ocuparon para un retiro completo 30, todas las habitaciones y estás toda la administración sólo se encarga del servicio”, reiteró.

Esta tarde, ante una denuncia de delito de trata de personas, elementos de la Fiscalía General del Estado catearon el hotel Akalki en Bacalar, que posteriormente quedó asegurado.

De acuerdo con información preliminar, las autoridades abrieron la carpeta administrativa 79/2021 y como parte del mismo proceso, por alrededor de cuatro horas se desarrolló el cateo del hotel, ubicado en el kilómetro 12. 5 de la carretera federal 307 en Bacalar.

El procedimiento comenzó luego de una denuncia que hizo a través de un video posteado en sus redes por la youtuber, Maire Winks, de haber caído en una presunta secta sexual del conferencista Ricardo Ponce, originario de Cancún.

Este cateo en el hotel Akalki forma parte de las investigaciones que se realizan por varias denuncias por abuso sexual que se han presentado por mujeres que asistían a tomar cursos de superación personal.

Entradas relacionadas