Justifica el CIAM la importancia de la Educación Sexual Integral

Cancún, 23 de octubre (Infoqroo).— En el contexto de la pandemia, en el que las juventudes de Cancún tuvieron que modificar la forma de aprender y recibir educación, es urgente y necesario que las autoridades educativas focalicen sus esfuerzos en implementar Educación Sexual Integral (ESI) para prevenir la proliferación de más embarazos no planeados e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), señaló el Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM) Cancún, A.C.

Precisó que de acuerdo con el Estudio de la Caracterización de la Sexualidad de las Juventudes en las Escuelas Públicas de Nivel Medio Superior de Benito Juárez, también llamado “En Mi Cuerpo Yo Decido”, elaborado por el CIAM Cancún en 2019-2020, el 44 por ciento de la población estudiantil reconoce que la educación sobre sexualidad que recibe en la escuela es insuficiente o nula, por lo que demanda información laica, científica y actualizada, para tomar mejores decisiones y ejercer de manera eficiente sus derechos sexuales y reproductivos.

El estudio, aplicado en 10 escuelas preparatorias de Benito Juárez, en el que participaron 2 mil 755 alumnas y alumnos con edades de entre 15 y 20 años, revela que el interés de las juventudes en temas de sexualidad es en torno a infecciones de transmisión sexual, métodos anticonceptivos, derechos sexuales y reproductivos, menstruación y masturbación.

Las juventudes para informarse sobre temas de sexualidad recurren sobre todo a dos canales de comunicación, uno son los docentes, ya que de acuerdo con el estudio, el 13 por ciento de los encuestadas consulta dudas sobre sexualidad con ellos/as y otro 13 por ciento busca información directamente en internet, es decir, que las y los jóvenes hablan más de sexualidad con las y los docentes que con sus propias familias, precisó.

El 18 por ciento de las y los jóvenes que han consumido pornografía lo hizo para entender o aprender sobre relaciones sexuales. Ante esta realidad, la educación sexual integral en las escuelas debe considerar la capacitación del profesorado para proporcionar información laica, científica, basada en derechos humanos y perspectiva de género, ya que si las y los jóvenes no tienen información integral de la sexualidad, la buscarán en fuentes no confiables ni seguras, añadió el organismo.

El CIAM precisó que las juventudes, además de consultar en Internet, recurren a docentes para liberar dudas, sin embargo, a pesar de ser la principal fuente de información sólo en 35 por ciento de los casos responden a sus inquietudes al momento, 17 por ciento lo hace en privado, 15 por ciento de los docentes solicita al estudiante que pregunte con tutores y el 11 por ciento se ríe.

Por otra parte, consideró que el PIN parental es un retroceso para la ESI y propiciará el crecimiento de problemas multifactoriales en jóvenes de Quintana Roo.

La ESI es un derecho al cual todas las personas deben tener acceso durante las diferentes etapas de su vida.  La Ley de Educación de Quintana Roo es clara y señala en su artículo 12, referente a “Fines de la educación”, que deben desarrollarse actitudes solidarias en los individuos y crear conciencia sobre la preservación de la salud, el ejercicio responsable de la sexualidad, la planeación familiar y la paternidad responsable, sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto a la dignidad humana y propiciar el rechazo a vicios y adicciones, fomentando el conocimiento de sus causas, riesgos y consecuencias.

El CIAM Cancún consideró que la ESI es una herramienta útil para las y los estudiantes de Quintana Roo y subrayó que, de aprobarse el PIN parental, se incrementarán problemas que impactan en áreas personales, sociales, económicas, políticas y educativas de las infancias y juventudes de Quintana Roo, que incluso la XVI Legislatura y la Servicios Educativos de Quintana Roo (SEQ) no han sido analizados.

Entre las consecuencias educativas de aplicar el PIN parental en Quintana Roo precisó que las infancias y juventudes que crecen sin información de la ESI carecen de herramientas para defenderse de las situaciones de abuso y/o violencia; se niega el derecho a que las infancias y juventudes puedan tomar decisiones autónomas, informadas, responsables y saludables sobre su propia vida.

Además, el involucramiento de las familias en la educación de sus hijos e hijas es una responsabilidad implícita y su participación no tendría por qué contraponerse con los derechos a la educación y al interés superior de la niñez, sino fortalecerlos, además de que la carencia de herramientas socioemocionales y de información de docentes y familias en la educación de las infancias y juventudes genera dificultades para crear espacios de confianza y abordar la sexualidad desde una mirada libre de discriminación y respetuosa de los derechos.

El CIAM Cancún opinó que la Educación Sexual Integral es necesaria mirarla con Enfoque de Derechos Humanos, Perspectiva de Género y Perspectiva de Juventudes.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas