La cárcel de Cancún sigue siendo una «bomba de tiempo»

Cancún.- La cárcel de Cancún nuevamente fue escenario de tensión por la revuelta que intentaron reos de una de las secciones que, molestos, trataron de impedir el traslado de tres de sus compañeros.

A punto de cumplirse tres semanas de que 10 reos se fugaron de la cárcel de Cancún, la noche del sábado, un pequeño grupo de internos se manifestó en contra de que se llevaran a otra cárcel a Arturo Díaz Mayor, alias «Percas, Luis Enrique Zamora «Wero» y Víctor Manuel Zumárraga Ángel «Mono».

Los reos comenzaron a romper los candados de las celdas y a tratar de tomar el control de la sección «I» por lo que la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP) decidió activar los protocolos  necesarios para controlarlos.

La manifestó comenzó a subir de intensidad, pues los reos llevaban herramientas y fierros con los que rompieron los candados de las celdas y comenzaron a hacer desmanes en los pasillos del área de la “I”, como se le denomina al lugar que alberga a internos de alta peligrosidad.

Ante esta situación, las autoridades decidieron activar el «Código Rojo» que involucra la participación de elementos de la Policía Municipal, Estatal y Ministerial que recibieron la instrucción de retomar el control del penal, asegurar las otras áreas, la periferia y zonas aledañas al inmueble

La SESP aseveró que no se registraron internos lesionados y muchos menos fugas y que sin mayores contratiempos se procedió al traslado a Chetumal de los reos.

La dependencia refirió que los reos trasladados estan indiciados por delitos contra la salud, robo calificado y violación.

Los tres ya fueron ingresados al Centro de Readaptación Social (CERESO), de Chetumal y tras la certificación de rigor y debido a su peligrosidad fueron enviados al área de segregados.

Según información aportada por la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP), el movimiento de los internos fue por su propia seguridad y para mantener el control del penal de Cancún.

El traslado se realizó antes de la media noche. Los reos ingresaron al Cereso de Chetumal a las 4:00 horas de hoy.

Apenas la noche del jueves se realizó un operativo de revisión al penal que arrojó el aseguramiento de pequeñas cantidades de drogas y aparatos de telefonía celular.

En el reporte que se dio de ese operativo, la SESP indicó que el resultado de la revisión fue de 10 dosis de marihuana, tres de cocaína, una planta de marihuana, ocho celulares y tres cuchillos, que  el operativo lo encabezó al dependencia estatal con el apoyo de elementos del Ejército, de la Policía Ministerial y de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito.

La movilización concluyó a las 23:00 horas del jueves, luego de la revisión de las secciones G, S y el área Conyugal.

El incidente de esta noche se registra a poco menos de tres semanas de una fuga masiva de la cárcel cancunense.

La noche del 12 de julio pasado, 10 reos de alta peligrosidad, integrantes de la banda de «Los Sureños» escaparon de la cárcel tras brincar una barda y dejar la zona a bordo de un taxi.

Hasta el momento apenas tres de esos reos ya fueron recapturados.

Mientras tanto, la actividad este domingo de visita se desarrolló en aparente callma sin que hasta el momento se reporten mayores incidentes.

Entradas relacionadas

Deja un comentario