Líder de molineros de Q.Roo deslinda a su gremio del alza en el precio de la tortilla

Cancún, 5 Julio (Infoqroo).- El alza generalizada en el precio de la tortilla no es culpa del pequeño comerciante, sino de los grandes industriales del maíz, de la harina e incluso de las gaseras, aseguró el representante de la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla de la zona norte de Quintana Roo y delegado del Consejo Nacional de la Tortilla en Quintana Roo, Pío Quinto Hernández.

En entrevista con Radio Fórmula, dijo que esperaban este incremento desde el año pasado y le pidieron a la Secretaría de Economía que pararan las alzas al precio del maíz, cuyo precio el año pasado fluctuó entre 4.30 y 4.50 pesos por kilo y ahora es en 8.20 y 8.50 pesos por kilo.

“Las harineras también compran maíz y eso impactó en el precio de la harina de maíz que nos venden, nosotros, llevamos ya tres aumentos de las empresas harineras, que el industrial no puede soportar”, dijo Pío Quinto.

Los incrementos fueron de 650 pesos el primero de marzo por tonelada, luego de 350 y el 1 de julio pasado el incremento fue de 2000 pesos más por tonelada, de una marca de harina de maíz, y de otra, mil 550 pesos más.

Lo anterior, aunado a otros incrementos como el gas, que pasó de 9.50 o 10 pesos el litro a 14.70 pesos el litro, afectan a los comerciantes de la tortilla, con incrementos que rebasan el 40 por ciento de su precio anterior.

“La mayoría de los negocios son familiares, son propietarios de la tercera edad, muchos hemos dejado nuestra vida para mantener a nuestras familias, es un noble oficio y aquí seguimos”, comentó Pío Quinto.

Añadió que como el precio del maíz se duplicó, la harina cuesta 40 por ciento más al igual que el gas, los comerciantes se han visto obligados a ajustar precios para tener margen de utilidades.

“La idea no es incrementar precios, porque se pierde mercado, somos la última cadena del eslabón productivo, somos empresarios como cualquier otro, no tenemos subsidio del gobierno, la tortilla no pertenece a la canasta básica, pero sí el maíz y la harina de maíz.

«A los industriales de esos productos sí se les beneficia, no se les pide que justifiquen el incremento, pero al pequeño comerciante sí le exigen que justifique el incremento, ¿por qué no van con los proveedores grandes y las gaseras? la autoridad, al venir con nosotros, solo quiere pretender que cumple con sus obligaciones ante sus jefes”, lamentó.

El precio del kilo de tortilla actualmente es de 20 pesos en general, pero en algunos lugares llega a 22 pesos y en otros hasta a 29 pesos.

“Hay comerciantes informales, quienes no pagan licencias o no tienen empleados y tal vez den la tortilla más barata, pero los que estamos en regla sabemos lo que cuesta la producción”, concluyó.

Entradas relacionadas