Llegan a Quintana Roo estudiantes afectados por conflicto magisterial en Oaxaca y Chiapas

Cancún.- Por lo menos un centenar de estudiantes procedentes de  Oaxaca y Chiapas, donde prevalece el conflicto magisterial, iniciarán el ciclo escolar en escuelas de Quintana Roo, pero como no cuentan con ningún documento oficial, entrarán en un proceso de regularización extraordinario, informó José Alberto Alonso Ovando, secretario de Educación de Quintana Roo.

El funcionario señaló que uno de los principales problemas que enfrenta el estado es la gran migración de estudiantes  procedentes de entidades vecinas como Tabasco, Campeche, Yucatán y ahora habrá que sumar a Oaxaca y  Chiapas, lo que ocasiona problemas en la planeación al incrementarse sustancialmente el número de estudiantes  procedentes de otras entidades y a los que habrá que garantizarles un espacio en este ciclo escolar que inicia este lunes 22 de agosto.

De acuerdo con cifras que proporcionó, en  Educación Básica la matrícula será de 320 mil 146 estudiantes, a quienes impartirán clases 13 mil 766 docentes en dos mil 052 escuelas públicas y particulares de preescolar, primaria y secundaria en todo el Estado.

El titular de la SEyC anunció que la sede para el protocolo del inicio de clases para el ciclo escolar 2016-2017 será la escuela primaria “Jesús Cetina Salazar” de Chetumal, no estará el gobernador Roberto Borge Angulo, que se recupera de una intervención quirúrgica que le practicaron hace unos días para retirarle la vesícula.

En cuanto a la distribución municipal, Benito Juárez cuenta con 147 mil 496 alumnos (incluye Puerto Morelos); Solidaridad 47 mil 173; Othón P. Blanco 46 mil 204; Felipe Carrillo Puerto 21 mil 216; Cozumel 17 mil 690; José María Morelos 10 mil 445; Bacalar nueve mil 468; Tulum ocho mil 714; Lázaro Cárdenas siete mil 076 e Isla Mujeres cuatro mil 664, en educación básica.

Este lunes inicia el ciclo escolar 2016-2017 y para este regreso a clases, padres de familia pagarán entre 800 hasta poco más de dos mil pesos, entre útiles escolares y uniformes, por hijo estudiante para el próximo ciclo escolar 2016 2017.

Al respecto, Gamaliel Canto Cambranis, encargado de despacho de la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco) en la entidad, dijo que la principal sugerencia que se hace tiene que ver con aprovechar los cuadernos que no se acabaron, reciclar uniformes y libros de texto.

“Alrededor de mil 200 pesos es lo que en promedio estará gastando un padre de familia, solamente por el tema de útiles escolares, y adicionalmente puede gastar cerca de mil pesos en cuanto a uniformes y zapatos”, comentó.

El funcionario añadió que gasto puede  ser mayor pero depende de cada familia y del comparativo de precios y marcas que haga.

Entradas relacionadas

Deja un comentario