Los Diablos viven, logran su primer triunfo de la serie por el título del sur en casa de los Leones

Mérida, 31 de agosto (Infoqroo).- Los Diablos Rojos del México dejaron  a un lado el bateo de largo alcance que los caracterizó a lo largo de la temporada regular, en vez de eso echaron mano del béisbol pequeño, y además contaron a su favor que el bullpen de los Leones se vino abajo para alzarse con una victoria de 6-4 obligando, al menos un duelo más por el banderín de la Zona Sur.

Para los escarlatas, no había mañana y recurrieron a la estrategia para sacudirse al fin del yugo selvático para poner la serie 3-1, en lo que fue un emotivo partido en el Kukulcán, cuyos aficionados se quedaron con las ganas de celebrar ante la debacle del relevo de casa, que falló en último tercio al admitir cuatro registros.

David Gutiérrez, uno de los brazos más confiables del bullpen melenudo, no salió fino en la séptima, en la que los pingos anotaron dos veces con tres imparables en dos tercios, y toque de bola. Fue necesario traer de una vez al preparador Enrique Burgos, que después de retirar ese capítulo y dos auts de la octava, también admitió par de registros con un poco de cooperación de Rafael Ordaz.

Y es que Ordaz firmó transferencia con la casa llena y golpeó a uno con el lunetario repleto. Heriberto Ruelas ya se encargó del resto del juego.

Buena dosis de emoción se dio en la octava baja al colocar par de corredores en los senderos con un aut, pero la amenaza acabó con doble matanza a batazo de Walter Ibarra, quien en la tercera había puesto a Yucatán 3-2 con jonrón solitario.

Un turno antes Sebastián Valle dio cuadrangular y en la novena, lo hizo Luis Felipe “Pepón” Juárez ante los envíos de Roberto Osuna, a quien llamaron desde la octava para preservar el éxito pingo, cuyas primeras anotaciones fueron a cuenta gotas, en la segunda y en la cuarta, ésta con bambinazo de Yangervis Solarte.

El tercer registro de casa fue en la cuarta con elevado de sacrificio de Valle.

La victoria fue para Arquimedes Caminero con labor de un tercio y el revés para Gutiérrez.

Entradas relacionadas