Los Leones siguen siendo los reyes del Sur

Ciudad de México, 10 de septiembre (Infoqroo).- Una vez más Luis Felipe Juárez se convirtió en el “mata diablos”.

Como suele suceder con esos peloteros importantes, apareció justo en el momento decisivo al disparar doble en la octava entrada para remolcar las dos carreras que condujeron a los Leones de Yucatán al tricampeonato de la zona Sur con pizarra de 5-7.

A diferencia del año pasado esta vez no fue  un batazo de cuatro esquinas que fulminó  a los escarlatas. Fue una línea bien colocada, entre el central y el derecho para remolcar a Norberto Obeso y Walter Ibarra con la sexta y séptima anotaciones.

Y cómo sucedió en toda esta serie El dramatismo no podía faltar. En su última oportunidad, los pingos llegaron a poner par de corredores en los sendero, con dos fuera, pero al final Jorge Rondón hizo que Ramón Flores dispare una rola fuerte hacia la segunda donde Walter Ibarra con gran aplomo controló y envío a la inicial hacia Art Charles para consumar el aut  27 que pactó la cita de Yucatán en la Serie del Rey a partir de este sábado ante los Sultanes de Monterrey en el Palacio Sultán.

Fue el tercer rescate del venezolano que lanzó fuego a la loma con envíos arriba de las 95 millas.

Esta vez el bullpen respondió al piloto Roberto Vizcarra. Envió al cubano Elián Leyva para aplacar la rebelión del México ante el abridor Henderson Álvarez y con labor de dos episodios con un hit de un pasaporte se llevó el triunfo.

Mención especial también el desempeño de Hunter Cervenka, quien colgó la octava argolla por la vía de la anestesia al enfrentar nada menos que a Roberto Ramos, Juan Carlos Gamboa y Julián León.

Y del lado ofensivo, Art Charles siguió encendido con el matero. Disparó con uno en los senderos, su tercer cuadrangular de la serie y número 10 en esta postemporada.

José «Cafecito» Martinez también las sacó del parque en solitario en una ofensiva de 3 registros en el quinto episodio.

Japhet  Amador produjo el primer registro pingo en la misma primera entrada, con sencillo, y en la cuarta añadieron otra más producida por el «Haper» Gamboa,, en lo que pudo haber sido el debacle selvático, y es que los pingos con gestionaron los senderos pero solo les dio para un registro. Henderson Álvarez apretó las tuercas en el momento decisivo.

Y ya en la quinta, apunta  de leñazos, el México igualó a cinco. Primero llegó jonrón de Japhet Amador de dos registros y acto seguido llegó el de Roberto Ramos, y de ahí en adelante La poderosa ofensiva escarlata quedó congelada. Ya no dio para más.

Entradas relacionadas