Los Toros con autoridad prolongan la Serie del Rey a siete juegos, ganan 10-3 a Leones

Tijuana, 15 de septiembre (Infoqroo).-  Contundentes, con autoridad a la ofensiva y defensiva, así fue el retorno a casa, de los Toros de Tijuana para vencer a los Leones de Yucatán, 10-3, y poner la mesa para que en plena celebración del “día de la independencia”, se defina al campeón de la Liga Mexicana de Béisbol.

Todo el béisbol que se les había dado a manos llenas a las fieras en los primeros tres juegos de la Serie del Rey desapareció. Una vez más fueron nulificados  por unos bureles, que tienen ahora de su lado el factor anímico y el ruidoso apoyo de su gente.

Si las fieras no desean acabar siendo subcampeones por segunda temporada consecutiva, deberán analizar bien las cosas, hacer los ajustes, tal y como lo hicieron los tijuanenses, a quienes muchos ya daban por muertos.

El piloto de casa Omar Rojas como sucedió en los dos anteriores encuentros supo manejar de manera oportuna a su bullpen.

Y es que después de que su abridor Carlos Hernández tuvo un titubeo, luego de cuatro actos y un tercio rápido fue cambiado, tras una labor de dos carreras admitidas en el tercer capítulo.

Jesús Pirela, Jake Sánchez, Óliver Pérez, Michael Tonkin (ganador) y Brennan Bernardino se encargaron de enjaular a las fieras.

Luis Matos, por el contrario, aguantó de más a Yoanner Negrín, un tipo todo pundonor, cuyo brazo dio muestras de fatiga y acabó con ocho carreras a cuestas y la derrota.

En los  primeros tres episodios, Tijuana apenas bateó dos inatrapables, pero luego vendría la embestida al cubano. Le encontraron la pelota en la cuarta con cinco anotaciones, que coronó Luis Alfonso Cruz con jonrón con uno a bordo.

En total desfilaron ocho bateadores y de no haber sido por un engarce de gente grande del torpedero Jorge Flores y una revirada certera de Negrín a la inicial que atrapó a Peter O’brien, el daño habría sido mayor.

Yucatán reaccionó con un registro en la quinta entrada, en la que decisivo  resultó un doble robo, pues luego vendría elevado de sacrificio de Yadir Drake que trajo a Jorge Flores al plato.

Sin embargo, al cerrar ese episodio, los bureles  ampliaron más la ventaja con tres registros, que llegaron con doble de Efrén Navarro que fueron a la cuenta de Negrín.

Dos registros más en la séptima acabaron por dejar en claro la superioridad de los Toros, que hoy podrían convertirse en el segundo equipo en la historia de la LMB en venir de una diferencia de tres juegos en contra.

Entradas relacionadas