Mentalidad ganadora sin importar el adversario, clave del éxito de Luis “Pepón” Juárez

Mérida, 2 de septiembre (Infoqroo).- Fueron unas fracciones de segundos, y similar a lo Babe Ruth, Luis Felipe Juárez se dio ese tiempo de observar cómo la pelota se perdía por todo el jardín izquierdo para cambiar de inmediato el libreto final de una historia, que acabó siendo para los Leones, pero pudo haber tenido otro desenlace.

Fue un momento épico, de mucha adrenalina, en el que el propio “Pepón” admitió que después de remolcar en la octava, las tres carreras que liquidaron a los Diablos Rojos del México para ganar el título de la Zona Sur, sintió un fuerte dolor abdominal, vómito y hasta le ganaron las lágrimas, haciéndole recordar todo lo que trae este deporte.

“Los Leones son un equipo, que sabe diferenciar bien un playoffs y la temporada regular, y eso marca la diferencia, pues no hay miedo escénico y si además se tiene una mentalidad ganadora, sin importar el rival que se tenga enfrente, pues ya hay ganancia”, expresó.

En ese sentido, admitió que Roberto Osuna es uno de los mejores lanzadores, por algo estuvo en las Grandes Ligas, pero eso no lo intimidó, al contrario, salió mentalizado en hacer su trabajo.

“Cuando estás en la caja de bateo, no importa quién está enfrente, de donde viene, qué ha hecho. Uno tiene que mantenerse en su plan y confiar en uno mismo”, añadió al ser entrevistado por el noticiero del Grupo Sipse.

“Esta manera de ver el béisbol nos ha ayudado mucho en este campeonato”, agregó.

También manifestó que no hay preferencia por el rival, y se dedicarán a trabajar mañana para enfrentar al que sea, “ya que tenemos un propósito y no vamos a olvidarlo”.

“Cada uno de mis compañeros tiene claro hacia dónde vamos y respaldados por un buen cuerpo de coaches vamos por cuatro victorias”, añadió.

Oriundo de Culiacán, Sinaloa, pero arropado como yucateco por la afición, que inundó las redes sociales con elogios y todo tipo de memes, manifestó su agradecimiento por la manera como los seguidores apoyan al equipo y hacen que la “piel se me ponga chinita, pero hay que controlar las emociones, ser paciente y esperar la pitcheada”.

“No nací aquí, pero he vivido muchas experiencias, aventuras, lo mejor de mi carrera y siempre daré el cien por ciento”, enfatizó.

Entradas relacionadas