Panificadoras de Chetumal y Lázaro Cárdenas aguardan venta de Rosca de Reyes

Chetumal, 5 de enero (Infoqroo).- Panificadoras de esta capital y del municipio de Lázaro Cárdenas aguardan, con diferentes expectativas, el “Día de Reyes”, para poder satisfacer a su clientela y cumplir con la tradición anual del 6 de enero.

En esta ciudad, la panificadora “La Invencible”, una de las más tradicionales de Chetumal, anticipó que mantendrá sus precios de 2020, a pesar del alza en algunos productos para la elaboración de la rosca.

El propietario de esa panificadora, Luis Protonotario Sabido,  dijo que mantendrá los precios de la Rosca de Reyes del año pasado, pese al incremento en la materia prima, como la harina, azúcar, huevo y levadura.

“No se movió el precio de las roscas, tenemos los mismos que 2020, que es de 350 pesos una rosca tradicional que tiene de peso un kilo con 200 gramos, mientras que la rosca rellena del mismo peso tiene un costo de 450 pesos”, agregó.

Lo más preocupante es que desconocen el comportamiento de venta de este 2021, ya que no han tenido encargos como años anteriores, lo que atribuyen no sólo a la economía de las familias a consecuencia de la COVID-19, sino también al tema de la venta de roscas caseras.

Indicó que esto propicia una diferencia muy marcada en el precio, ya que por un lado las roscas caseras son ofertadas en 130 pesos la pequeña, mientras que en un panadería no baja de 300 pesos.

Protonotario Sabido señaló que no solo las panaderías han tenido problemas en el tema de encargos o ventas de la Rosca de Reyes, sino que la afectación alcanza a los supermercados, donde la producción del tradicional pan no se vio semanas atrás como en años anteriores.

 En tanto, en Kantunilkín, cabecera del municipio de Lázaro Cárdenas, el dirigente de los panaderos locales, Josué Cetz Lozano, dijo que la venta de roscas disminuyó, en promedio, el 30 por ciento, respecto al año pasado.

Esto, al cancelarse eventos religiosos donde sus participantes tienen la costumbre de festejar a los “Tres Reyes Magos” y, por consiguiente, compartir el corte de este pan.

Reconoció que la venta de roscas ha sido poca, pero, pese a ello, esperan que para mañana 6 de enero repunte.

Para ello, basan su expectativa en que los empleados de varias dependencias de gobierno compren el producto para compartirlo con sus compañeros, aunque esto no propicia que las ventas sean iguales a las obtenidas el año pasado.

Cetz Lozano dijo que los panaderos locales manejan varios precios en la venta de roscas, desde 170 pesos el pequeño, hasta 380 pesos el especial.

“Hay varios precios para el gusto del cliente, sin aumentar el del año pasado, buscando apoyar la economía local, a pesar del aumento de los insumos”. 

“El año pasado, desde el 5 de enero además de vender decenas de roscas teníamos encargos para entregar al día siguiente, pero en esta ocasión, las ventas han sido mínimas y confiamos en que este 6 de enero repunte”, señaló el panadero.  

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas