Partidos del martes y miércoles de la Liga Mexicana de Béisbol , a siete entradas

Cancún, 6 de abril (Infoqroo).- En lo que podría calificarse como una medida histórica, y a la vez polémica, la Asamblea de Asociados de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) decidió reducir los partidos de los martes y miércoles, del rol regular de esta temporada, de nueve a siete entradas, e implementar el uso de cronómetros para agilizar las visitas y los cambios de lanzadores.

La medida exenta los juegos inaugurales del martes 26 de abril, y los juegos de martes y miércoles de la campaña regular tendrán un horario fijo en cada plaza, con el inicio a las 19:30 horas (CST), con  excepción de los Toros de Tijuana por el huso horario de esta ciudad fronteriza.

En un comunicado fechado en la Ciudad de México, se indicó que entre los argumentos para esta medida está ofrecer un producto más adecuado para las televisoras y plataformas digitales, previa revisión exhaustiva de los puntos a favor y en contra.

El propósito con la reducción de los encuentros es que la duración de los juegos sea de menos de tres horas. Los partidos de siete entradas en la LMB tienen una duración promedio de dos horas y treinta minutos.

La medida ya se puso en práctica en torneos internacionales de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés).

En la edición más reciente (2021) de la Copa Mundial Sub-23 de la WBSC en Ciudad Obregón y Hermosillo, todos los juegos fueron a siete entradas. El 56% (28 de 50) fueron catalogados como “altamente competitivos” (menos de tres carreras de diferencia en la pizarra final).

Ello representó un aumento considerable, en comparación con la edición 2016 del mismo torneo, cuyos encuentros fueron a nueve entradas, siendo el porcentaje de partidos altamente competitivos del 24% (12 de 50).

Otra implementación que entrará en vigor de manera paulatina este año es la del uso de cronómetros en los 19 estadios. Desde el 6 de mayo habrá cronómetros en los backstops y, para mediados de junio, habrá dos cronómetros en todos los parques, que servirán para llevar el tiempo entre visitas y cambios de lanzadores.

Solo se darán cuatro visitas al montículo por juego de nueve entradas y tres por juego de siete, cada una de 30 segundos máximo. La penalización será de una bola. En el caso de los cambios de lanzadores, constará de dos minutos máximo y la penalización será de una bola.

En la asamblea se mencionó el interés de Querétaro y Chihuahua para contar con una franquicia de la LMB y se indicó que la liga trabajará de la mano con las autoridades y empresarios interesados en estas plazas.

Entradas relacionadas