Piden constructoras poner fin a la corrupción y falta de transparencia en asignación de obras públicas

Mérida, 8 de julio (Infoqroo/Información y Poder).- Harta de que las grandes constructoras sean las beneficiarias de siempre en la asignación de obras públicas y de infraestructura, la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) demandó desde esta ciudad a los tres niveles de gobierno terminar con la corrupción y la falta de transparencia en los concursos de licitación.

En conferencia de prensa, el presidente a nivel nacional de la organización que agrupa a tres mil micros, pequeñas y medianas firmas de la construcción, Ricardo García de León Coria, pidió erradicar en esos procesos de asignación  los amiguismos y compadrazgos, así como los prestanombres de empresas propiedad de funcionarios públicos.

La idea es democratizar la derrama de recursos públicos también a las micros y pequeñas empresas del sector de la construcción, que son las principales generadoras de empleo en 38 ramas de la producción, recalcó.

Aseguró que sus representados han sido discriminados en el desarrollo de infraestructura de la Federación, ya que sólo se ha dado preferencia a las grandes constructoras de siempre, como ha ocurrido en el caso del Tren Maya, el aeropuerto de Felipe Ángeles y otras grandes obras del sureste del país.

«Estamos hartos de que las constructoras sexenales repitan», exclamó el empresario, al reclamar que la derrama de recursos públicos no es pareja y sólo se concentra en unas cuantas manos.

Que el Ejército Mexicano se haga cargo de las obras del proyecto ferroviario, así como de los trabajos de La Plancha es lo mismo, ya que terminan subcontratando a grandes firmas constructoras, declaró el directivo en visita a esta ciudad.

A las mipymes se les inhibe  participar en los concursos de licitación, ya que los gobiernos convocantes cobran determinadas cantidades por las bases de inscripción y finalmente se asignan las obras a las empresas de siempre, explicó en entrevista.

Sí hay estados como Guerrero y Sinaloa, cuyos gobiernos son sensibles respecto a incluir a pequeñas empresas en la obra pública, dijo el presidente de la AMIC, quien explicó que este tipo de derrama favorece la creación de más empleo y el desarrollo de la economía.

En el caso de Yucatán, dijo, esperan ser tomados en cuenta tanto por el gobierno del estado como por el Ayuntamiento de Mérida para el desarrollo de obra pública tras los recientes empréstitos autorizados por el Congreso por un monto total cercano a los dos mil millones de pesos.

Al respecto, el nuevo presidente de la AMIC Yucatán, Miguel Ángel Cimé Martínez, así como el saliente, Jorge Alberto Villalobos Herrera, informaron que procederán a revisar  los concursos de licitación y asignación tanto en la Comuna como en el gobierno del estado.

Villalobos Herrera expuso que en Yucatán operan unos 80 micro empresas de la construcción que esperan ser tomadas en cuenta en las futuras obras públicas fin de conservar y generar nuevos empleos e incentivar la economía del estado.

Aseguró que disponen personal calificado para la planeación y desarrollo de obra pública, como proyectistas y urbanistas, de ahí  que piden ser tomados en cuenta.

El presidente nacional de la AMIC se encuentra en Mérida donde dio posesión de su cargo a los nuevos integrantes del consejo directivo de la asociación a nivel estatal para el período 2022- 2025.

Visita nuestro sitio de fotografía Infoqroo.com.mx

Entradas relacionadas