Piden precisar origen de intoxicación masiva de turistas británicos en la Riviera Maya

Playa del Carmen.- El director ejecutivo del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya, Darío Flota Ocampo restó credibilidad a presunciones de autoridades inglesas respecto a señalamientos de infección generalizada de unas 140 personas de esa nacionalidad que, hospedadas en hoteles distintos, sufrieron problemas estomacales que no ocurrieron en turistas de otros países que convivieron con ellos en su estadía en el Caribe Mexicano.

En entrevista, confió en que lo ocurrido y la alerta sanitaria lanzada por Inglaterra no afecte en el resto de 2016 el flujo de turistas de esa nación y, en general, británicos, que son los de mayor afluencia desde Europa a Quintana Roo.

Lo sucedido, aclaró, no afectó el registro de llegada de británicos a Quintana Roo en esta que es la temporada baja de arribo de turistas de ese origen, por lo que se espera que no impida su arribo en el resto del año, principalmente a partir de septiembre que es cuando comienza la etapa fuerte de visitas desde esa parte del mundo. 

Sobre lo sucedido, argumentó que «es difícil» pensar en una infección tan extendida en tantos hoteles y que solamente hubieran resultado afectados los británicos y ninguna persona de otra nacionalidad.

Aún más, citó que el número total de personas infectadas y que tuvieron problemas gastrointestinales fue de 204, de los cuales solo un 70 por ciento estuvo en México, reconocido por los propios ingleses que, empero, no refieren donde se infectó el 30 por ciento restante.

«Nosotros podemos pensar también que el único lugar, donde pudieron haber estado todos juntos fue en el propio avión que los trajo», alegó Flota Ocampo, quien refirió que el período de incubación de la bacteria que los afectó es de hasta de 10 días, presentando todos ellos los malestares hasta su regreso a su país.

«Entonces ese es un tema que mueve a a suposiciones y vamos a esperar el resultado de las investigaciones y que se puede aclarar completamente el tema», agregó.

También dijo que en este asunto están involucradas muchas autoridades mexicanas, entre ellas la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Turismo, la de Salud, el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), el gobierno del estado, la instancia que él representa y por supuesto la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

«Nosotros hemos estado en la posición de esperar que sean las autoridades respectivas, o sean los especialistas en el tema de manejo de alimentos quienes den el dictamen para que no se nos señale luego de estar informando con el puro interés de no perder turistas», añadió.

Asimismo,  recordó que los hoteles de la región han sido constantemente reconocidos y certificados en el manejo higiénico de alimentos.

Flota Ocampo indicó que tras lo ocurrido y luego de una investigación adicional, la autoridad británica, de acuerdo con los protocolos internacionales, contactó a su similar mexicana que a través de la Cofepris inició su indagación  que se condujo en conjunto con la autoridad de salud de Quintana Roo, con inspecciones que determinaron que los afectados estuvieron en 24 hoteles distintos, sin que alguna persona de otra nacionalidad resultase enferma.

Explicó también que la autoridad sanitaria tomó muestras en hoteles, en algunos restaurantes, plantas purificadoras de agua, cuyos resultados los debería de tener ya la propia Cofepris desde ayer.

Al respecto, dijo que al margen de la publicación de esos resultados, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) reportó ya que ante la no aparición de nuevos casos, por el tiempo de incubación que tiene el efecto de dicha bacteria (no la identificó) que es un hongo en las hierbas, considera que el brote, si es que ocurrió en Quintana Roo, estaría ya controlado.

Entradas relacionadas

Deja un comentario