Planteará importantes retos en Quintana Roo el retorno a clases

Cancún, 13 de enero (Infoqroo).— En los últimos 10 meses unos 30 planteles escolares fueron blanco del robo de equipos y vandalismo, por eso muchos directores han convocado al persona de intendencia, administrativo, docente e, incluso, padres de familia, a hacer presencia en los planteles para labores de limpieza dos veces por semana, lo que ha funcionado bastante bien, dijo Ana Isabel Vásquez, secretaria de Educación en Quintanta Roo.

“Es imposible para nosotros atender 2 mil 500 planteles, no nos alcanzan ni las manos ni los recursos”, dijo.

Asimismo, en entrevista para Radio Turquesa, apuntó que el protocolo para el regreso a clases en semáforo verde tendría que incluir una evaluación, pues no se puede volver de inmediato a las aulas.

“Tenemos nuestro propio plan para un regreso a clases seguro, que dimos a conocer por diversos medios; nos encontramos en la primera fase, que es la de planeación, en la que se plantea primero tener las condiciones de salud, el semáforo verde, la curva contenida, las vacunas aplicadas”, indicó.

“Lo que sigue es ir planteando el regreso paulatino y escalonado a clases, valorar incluso por zonas, continuó. Ya en semáforo en verde no volverían todos los grupos ni todos los días a clases, sino un número reducido de estudiantes que iría un día a la semana, empezando por los que han tenido más problemas para estar en contacto con los maestros”, expuso.

Dijo que las 2 mil 500 escuelas del Estado avanzan en su plan particular, independientemente del plan general, pues no todas tienen las mismas condiciones. “La próxima semana vamos a presentar una estrategia de comunicación y cercanía para acompañar a padres y madres de familia a resolver dudas y darles asesoría de manera cercana.

Luego de comentar que hay maestros que van por las tardes a las puertas de las casas de sus alumnos y los citan de dos en dos para enseñarles técnicas de lectoescritura, destacó que hay que estar pendiente de los contenidos para no saturar a alumnos y padres de familia con tareas.

Subrayó que los alumnos seguirían trabajando sin calificaciones ni avaluaciones, lo que se haría hasta volver a las aulas. “Más de 8 mil alumnos que no entregan tareas ni responden mensajes, no podemos asignar una calificación a distancia porque hay niños que no tienen medios digitales, cuyos padres trabajan o que no tienen formación para un acompañamiento; es complicado hacer una evaluación en términos de calidad académica; lo importante es no perder a los alumnos”.

También dijo que llevará tiempo detectar la brecha de aprovechamiento y que llevará al menos dos ciclos escolares en el país y el mundo compensar y alinearse en las diferencias de aprendizaje. “En las universidades, carreras como Odontología, Enfermería y Medicina tienen que hacer las prácticas para que sus egresados no sean profesionales incompetentes”.

“También pondremos a la mesa temas de apoyo psicológico y emocional, talleres con madres y padres de familia, porque el estrés por el encierro sigue; estamos participando en el programa de seguridad escolar y ahora será cercano para recuperar a los chicos que hemos perdido, para que nadie se quede fuera”, expresó.

Respecto a los salarios, dijo que los maestros cobran puntualmente, tanto en educación básica como en niveles superiores.

Visita el portal fotográfico de la Agencia Infoqroomex

Entradas relacionadas