Quintana Roo en la etapa crítica de la pandemia por COVID-19; Carlos Joaquín

Chetumal, 30 de junio (Galu Comunicación).- El relajamiento social ha puesto a Quintana Roo en un punto crítico en el que se puede perder lo ganado y, lo más grave, lamentar más hospitalizados y fallecimientos a consecuencia de la pandemia por COVID-19, advirtió el gobernador Carlos Joaquín González.

Sostuvo que en caso de que la población no haga caso al llamado a permanecer en casa, el gobierno impondrá » medidas drásticas para asegurar nuestra reapertura».

«Muchos quintanarroenses se han distraído y han descuidado las medidas básicas de lavarse las manos frecuentemente, usar el cubrebocas y mantener la sana distancia” expresó el Gobernador en un mensaje emitido esta noche.

Carlos Joaquín precisó que se han estado exponiendo y peor aún, arriesgando a los demás, empezando por su familia, su trabajo y sus clientes, sin guardar la sana distancia, se aglomeran en los transportes, los bancos, los supermercados y las plazas comerciales, no usan el cubrebocas.

«Esos grupos de personas a los que llamo irresponsables nos están llevando a regresar a quedarnos en casa, frenando la reactivación gradual y ordenada, provocando que la mayoría de la gente no pueda tener acceso a trabajar para su manutención, no lo podemos permitir y no lo vamos a permitir», advirtió.

Ante este panorama, anunció que, si es necesario, se impondrán otra vez medidas drásticas, pero ahora para asegurar nuestra reapertura gradual, ordenada y responsable «como lo tenemos planeado». En ese sentido, anunció que una primera medida es prolongar por 15 días más el retorno gradual a las actividades presenciales de los trabajadores del Gobierno del Estado, para que se queden en casa y se minimicen los riesgos de contagio.

Información proporcionada por www.galucomunicacion.com

Entradas relacionadas