Quintana Roo, en ruta a completar la tercia peninsular de estados gobernados por mujeres

Chetumal, 5 Junio (Infoqroo).- Con el inicio de la jornada electoral para renovar la titularidad del ejecutivo estatal y el Congreso del Estado, Quintana Roo está en ruta, al parecer, segura y definitiva, de dejar de ser el único estado de la Península de Yucatán que no haya sido gobernado por una mujer.

Independientemente del resultado de la jornada dominical, si la decisión de la ciudadanía quintanarroense se ajusta a las tendencias evidenciadas por las últimas encuestas, Quintana Roo será gobernado en los próximos años por una mujer.

El estado más joven de México, junto con Baja California Sur, es el único de la Península de Yucatán que, en toda su historia (47 años), no ha tenido en la titularidad de su ejecutivo a una fémina.

Yucatán y Campeche, entidades federativas con mucha mayor historia ya tuvieron, o tienen en el caso del segundo, sus respectivas experiencias con mujeres que de una u otra manera las encabezaron políticamente.

El primer caso se dio hace ya más de 30 años en Yucatán, cuando la entonces ascendente política, ex titular del Comité Directivo Estatal del PRI, Dulce María Sauri Riancho asumió la Gubernatura el 14 de febrero de 1991 en sustitución de su correligionario Víctor Manzanilla Schaffer, quien solicitó licencia, para no volver al cargo.

Manzanila Schaffer, yucateco de nacimiento, pero distanciado y muy poco identificado con el estado, desde muy joven, tenía ya serias diferencias con la Presidencia de la República de Carlos Salinas de Gortari, tras haber “entregado” la alcaldía de Mérida al PAN, meses atrás.

Sauri Riancho, quien años después encabezó el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, renunció de manera por demás paradójica a la Gubernatura el 1 de diciembre de 1993 en carta firmada de puño y letra.

Ello, tras negarse a aceptar presiones de la misma Presidencia, que habría obligado a renunciar al alcalde ya electo del PRI, Orlando Paredes Lara.

 Paredes Lara, ganó de los comicios del día 28 previo, pero se hizo a un lado, para permitir la llegada a la alcaldía de Luis Correa Mena, quien garantizó la continuidad panista en esa capital, como parte de los acuerdos que el “tricolor” ya tendría, a nivel federal, con el blanquiazul.

La segunda mujer en Gobernar en la Península, y en Yucatán, fue Ivonne Ortega Pacheco, quien sucedió en el cargo al panista Patricio Patrón el 1 de agosto de 2007.

Ortega Pacheco fue la primera impulsora del actual, en vías de volverse realidad, proyecto del Tren Maya, entonces conocido como Transpeninsular, pero sus esfuerzos no hallaron eco.

De una u otra manera, convenció al ya Presidente, Enrique Peña Nieto, para darle continuidad a esa idea que el político mexiquense incluso anunció de manera formal en diciembre de 2012 en el Palacio Municipal de Mérida, en su primer acto, ya como ejecutivo federal, fuera de la Ciudad de México.

Peña Nieto de hecho inició los primeros estudios relacionados a esa iniciativa, pero poco tiempo después la canceló, junto con otros proyectos similares, como otro tren hacia Querétaro.

La oriunda de Dzemul, quien le dio certidumbre al rubro de seguridad en Yucatán, un estado siempre pacífico, pero en un contexto nacional dramáticamente violento, cedió el cargo el 30 de septiembre de 2012 a Rolando Zapata Bello, también del PRI.

Recientemente, en Campeche, Layda Sansores San Román, ganó, por fin, los comicios para asumir la Gubernatura de ese estado, que su padre, el priísta, oriundo de Champotón, Carlos Sansores Pérez, encabezó en el siglo pasado.

Sansores Sanromán, priísta de origen, renunció a ese partido, luego de que no le favoreció con la candidatura para la Gubernatura en el proceso de 1997, que benefició a José Antonio González Curi.

La actual gobernadora encabezó en ese entonces una marcha hacia el Palacio de Gobierno, para impedir la toma de posesión de su ya para entonces rival y ex correligionario, con saldo de varios heridos y golpeados, ella misma incluida.

Tras los hechos, por los que su padre, quien había sido dirigente nacional del PRI, renunció al “tricolor”, inició una cruzada, abanderada por distintos partidos, que casi un cuarto de siglo después, le redituó, el 16 de septiembre de 2021, la Gubernatura campechana.

De concretarse la inminente llegada de una mujer a la Gubernatura de Quintana Roo, se estaría rompiendo un segundo “dogma” político en la Península de Yucatán, toda vez que, la región se había caracterizado por ser un bastión del PRI que, gradualmente, desde 2001, con la llegada de Patricio Patrón (PAN) al gobierno de Yucatán, comenzó a perder presencia.

Hoy día, ninguno de los tres estados de la zona, Yucatán, Campeche, o Quintana Roo, son gobernados por el tricolor.

Mauricio Vila (PAN), Carlos Joaquín González (PAN-PRD) y Sansores San Román (Morena-PT), son quienes gobiernan actualmente en Yucatán, Quintana Roo y Campeche, respectivamente.

A esa tercia, en unas semanas más, si no sucede algo extraordinario, se sumará una mujer, lo que tendría, también, por vez primera en la historia, a los tres estados con una mayoría femenina en sus gobiernos, y a Quintana Roo con su primera Gobernadora, justo al cumplirse el aniversario 50 de su existencia.

Entradas relacionadas