RMM, opción original y creativa de promoción: Felipe Calderón 

RMM, opción original y creativa de promoción: Felipe Calderón

 

Valladolid, Yuc., 21 de mayo (Por el enviado especial de Infoqroo).- El ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien desde ayer está nuevamente al volante de su Porsche 1968, marcado con el número 60, elogió hoy al Rally Maya México (RMM) como una excelente oportunidad de promover el turismo en México de manera original, creativa y divertida.

Luego de revelar que su afición por el automovilismo le llega por sus hermanos —en Fórmula 1 (F-1) se declara seguidor de Checo Pérez y abriga esperanzas en que Patricio «Pato» O’Ward llegará en algún momento— dijo que, de hecho, los principales motivos de su participación en el evento son la convivencia con sus hermanos y disfrutar el automovilismo.

Asimismo, como aficionado lamenta la cancelación de la F-1 en México, pero señala que lo importante es que ocurre en momentos difíciles para el país, en los que es vital cambiar su imagen, y se dejó ir la mejor oportunidad desde el Mundial de Fútbol 86, para hacerlo, particularmente para el mercado de mayor capacidad económica en el turismo.

La publicidad que le da la F-1 a México durante tres días, con una audiencia de cientos de millones de personas, muchos de un gran nivel económico, el algo que no podríamos pagar, no habría presupuesto para una campaña de publicidad internacional como la que nos da la F-1, más las actividades económicas que arroja en la ciudad de México y otros países, apuntó.

En ese sentido, comentó que los hoteles que se ocupan, hay y se generan muchos empleos, miles y miles que, literalmente, se van a perder, y una actividad económica cuya ausencia vamos a lamentar.
Estoy preocupado por lo que puede pasar en materia de empleo en el país, porque definitivamente el turismo es la actividad que más empleo puede generar y mientras más lo promovamos, mucho mejor. La F-1 es un tema de promoción de México, de generación de empleos y un espectáculo con una gran audiencia televisiva en el mundo, incluso en ocasiones superior al fútbol, y lo perderemos insensatamente, reiteró.

Yo colaboro con la Federación Internacional de Automovilismo, en la Comisión de Medio Ambiente y Sustentabilidad, y sé lo que algunos países invierten para atraer el Gran Premio. Pasarán muchos años antes de que vuelva, a menos que haya una corrección de parte del gobierno e inversionistas y empresarios que puedan interesarse y rescatar la F-1.

Sin embargo, se dijo escéptico, testigo de cosas no muy sensatas, decisiones no muy cuerdas y es lo que espera. “Ojala se rectifiquen muchas cosas, lo importante es determinar las prioridades. La inseguridad es preocupante y en función de eso hay que realinear el presupuesto, pero también hay que parar la confrontación de poder, eliminar ataques a sectores de opinión y de información independientes”.

Su hermano Luis, quien lo acompaña como copiloto, se dijo contento de poder convivir con Felipe y disfrutar esta afición.

Entradas relacionadas