Sacerdote maya pide evitar culto a la muerte; quien la adora paga con su vida o la de sus seres queridos, advierte

Kantunilkín, 1 Noviembre (Infoqroo).- El sacerdote maya, Fidel Baas Chuc, deploró la adoración a la muerte, pues significa la condenación de la vida y equivale a una sentencia al deceso de uno mismo o de gente cercana y querida a aquellos, quienes le profesan devoción.

En entrevista con Infoqroo, Baas Chuc sostuvo que nadie tiene derecho a adorar esa imagen, mucho menos debe llevarla a su casa porque enfrentarán a fuerzas demoníacas, que tarde o temprana les harán pagar esa relación con un precio muy elevado.

Dijo ser respetuoso de las creencias que toda persona pueda tener, pero lamentó el aumento del culto a la muerte, con el pretexto de buscar soluciones fáciles, como el dinero, tener salud, andar con muchas mujeres, entre otros factores, sin darse cuenta que, con el paso del tiempo, la muerte se los cobrará a precios más elevados, como entregarle al ser más amado, es decir, a los hijos, o a la madre.

Baas Chuc insistió en que nadie tiene derecho a adorar a la muerte, mucho menos llevarla a su casa, porque tarde o temprano tendrá que entrar, pero para llevarse a alguna persona.

“Tener la imagen de la muerte es ofender a Dios y, no se dan cuenta que, se están condenando para toda la eternidad”, dijo el entrevistado.

Indicó que a su casa han llegado personas con el tatuaje de la muerte o, que simplemente se reconocen adoradores de esa imagen, “pero no los curo, porque no creen en Dios, creen en otras cosas y les pido que se vayan de mi consultorio”.

Finalmente, dijo que las personas que adoran a la muerte corren el riesgo de quedar locos porque, en sueños, les es ordenado que vayan a buscar huesos al panteón para prácticas o ritos satánicos, lo que es una ofensa grave a los muertos y al mismo Dios.

Por ello, dijo, es mejor alejarse de las adoraciones de la muerte por el propio bien de las personas que aún le rinden culto.

Entradas relacionadas