Sector restaurantero confía en que sus ventas mejorarán en sembrina

Cancún, 28 de noviembre (Galu Comunicación).- Marcy Bezaleel Pacheco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cancún, dijo que el sector restaurantero enfrenta un año difícil, afectado por la pandemia y huracanes, pero no caen en desánimo, por lo que constantemente implementan estrategias y promociones para incentivar las ventas.

Como a todos, señaló que la covid-19 les afecta bastante. A eso se suman los problemas ocasionados por los huracanes, que les dejaron fuertes pérdidas, pues no pudieron trabajar por la afectación directa y luego al quedarse sin servicio eléctrico.

“Todos nos quedamos sin luz, algunos sólo por unas horas, pero hubo restauranteros del centro y otras partes de la cuidad que no tuvieron energía eléctrica hasta por 10 días”, recordó.

En condiciones normales, dijo que la temporada decembrina es una época buena para el gremio, pero ahora la situación será diferente, pues no se pueden realizar festejos y posadas, que en el caso de los restauranteros de la zona centro significaban el 75 por ciento de las ventas.

Ante esa situación, expresó que como parte de las estrategias continúas que realizan, como descuentos y promociones, buscarán la manera de adaptarse y ver qué pueden ofrecer sin incumplir las medidas y protocolos establecidos por la covid-19.

«Estamos viendo cómo le podemos dar un giro a las posadas, podría ser prácticamente una cena, pues no podemos hacer fiestas y demás actividades que acostumbramos organizar. Serían con mesas para cuando mucho 10 personas cada una”, indicó.

“Los que lo van a resentir más son los restaurantes que están en el centro, pues el 75 por ciento de sus ventas durante la temporada tiene que ver con las posadas. Para los que están en la zona hotelera es diferente, pues ellos dependen del turismo”, añadió.

Bezaleel Pacheco admitió que será imposible recuperar lo perdido, más bien las estrategias están para no caer, salir lo mejor posible de esta parte y solventar gastos.

“Esperamos que el problema no pase a más y confiamos en que habrá algo bueno en diciembre”, añadió y confío en que el destino pronto alcance el verde en el semáforo epidemiológico, pues significaría mayor ocupación. Actualmente al estar en amarillo y el máximo permitido es del 60 por ciento de su capacidad.

Información proporcionada por www.galucomunicacion.com

Entradas relacionadas