Especialista sugiere estar al pendiente de reacciones alérgicas a vacunas COVID-19

Cancún, 8 de julio (Infoqroo).- Aunque en términos generales las vacunas contra el COVID-19 son seguras, hay que estar muy pendientes de que no se apliquen a pacientes con antecedentes de reacción alérgica grave como la anafilaxia a polietilenglicol o cualquier otro ingrediente de la vacuna, expresó el doctor Manuel Baeza Bacab, especialista en inmunología clínica y alergias,

“Son muchas las causas de la anafilaxia y en ocasiones su origen no es alérgico”, recalcó Baeza Bacab.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Alergia, el doctor Manuel Baeza Bacab, recordó que al inicio de la vacunación contra la COVID-19 se detectaron algunos casos de anafilaxia asociadas a las vacunas de Pfizer y Moderna.

Sin embargo, puntualizó que la incidencia es extremadamente baja, por lo cual puede decirse que las vacunas son seguras.

Cada año se celebra la Semana Mundial de la Alergia y en este 2021, con el apoyo de la Organización Mundial de Alergia se realiza del 13 al 19 de junio bajo el lema “Alto a la anafilaxia: estar atentos, estar preparados, salvar vidas”.

De acuerdo con información a la que se tuvo acceso, entre las causas más frecuentes se puede señalar: alimentos: cacahuates, nueces, pistaches, marañón, pescado, mariscos, leche, huevo, kiwi y soya, entre otros. Picaduras de insectos: abejas, avispas y hormigas, y entre las menos comunes los colorantes y conservadores de alimentos, y látex contenido en globos, juguetes, chupones, mascarillas, guantes y preservativos.

Los síntomas más comunes de la anafilaxia, dijo el especialista yucateco, son molestias como comezón, ronchas, enrojecimiento, hinchazón de labios, lengua o laringe que dificultan tragar y respirar, molestias catarrales con nariz tapada, respiración corta, tos, sibilancias, opresión de pecho, pulso débil, palpitaciones, vómitos, diarrea, cólico, mareo, desmayo y sensación de muerte inminente.

El edema de la laringe y la disminución de la presión arterial pueden causar la muerte.

El tratamiento de esta alergia es a base de medicamentos con antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, anestésicos, medios de contraste para estudios radiográficos, antidiarreicos y vacunas.

De acuerdo con información que proporcionó, la anafilaxia es una  emergencia médica que requiere atención inmediata, puede presentarse en cualquier persona y en cualquier lugar o momento. Primero hay que usar una inyección intramuscular de epinefrina para salvarle la vida al paciente. Algunos pacientes pueden requerir otros medicamentos como antihistamínicos y corticoides, pero no sustituyen a la epinefrina.

Los pacientes deben ser evaluados por un especialista en Inmunología y Alergia para tratar de encontrar la causa de la anafilaxia y prevenir otros eventos que pongan en peligro la vida de la persona.

Entradas relacionadas