«Super turismo», nuevo segmento de paseante en Cancún

Cancún.- En la actual temporada de verano «el superturismo», segmento de paseantes mexicanos que consume sus alimentos en tiendas de conveniencia y áreas de comida rápida, pero que deja derrama en otros servicios como paseos y compras, consolidó su presencia en Cancún por lo que debemos estar muy pendientes de su desarrollo a futuro, expresó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Juan Carrillo Padilla. 

El líder de los comerciantes de Cancún señaló que si bien este tipo de turista gasta menos que otros nichos, el menor gasto en alojamiento, determina una mayor derrama económica en otro rubros, porque la composición de los grupos de visitantes es mayoritariamente familiar en un 81% haciéndose acompañar por 3 a 4 personas.

Explicó que el concepto de «súper turismo», poco a poco gana espacio en los números totales de afluencia de visitantes a Cancún y que se puede ir comparando incluso con otros segmentos como el «mochilero».

Reconoció que en temporadas altas de vacaciones como la de verano el «súper turista», permite que los restaurantes y plazas comerciales se olviden un poco del efecto negativo que tiene en ellos el «todo incluido».

-Se trata de turistas que llegan con plan europeo, desayunan quizá en el hotel, compran su comida en supermercados o tiendas de conveniencia y de ahí a la playa -precisó.

Carrillo Padilla comentó que en lugar de pagar por sus alimentos, los «súper turistas» gastan en paseos acuáticos, a los parques y zonas arqueológicas y que literalmente ocupan su habitación de hotel para dormir.

También reconoció que hay muchas cosas que atender en torno a este segmento, como las cuestiones  de estacionamiento en el centro de la ciudad, a donde llegan a hospedarse, o el tema de la limpieza de las playas y el tráfico en la zona hotelera.

-Estamos hablando de un segmento que mantiene una tendencia a la alza y que debemos de empezar a tomar cada vez más en cuenta en nuestros manuales de operación y atención- señaló.

En entrevista aparte, el ex presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), en Cancún, Manuel García Jurado, subrayó que la temporada vacacional cierra con un aumento en el sector restaurantero del 2 al 3 por ciento 

Reconoció que el “súper turismo” en Cancún se registra más en la ciudad pues la zona hotelera se encuentran muy distantes y la mayoría de los visitantes que arriban al destino por la temporada vacacional de verano llegan a casa de familiares, por lo que el consumo en restaurantes es muy poco.

Aún así señaló que no hay que perder de vista otros segmentos, como el  que llega por carretera, que cuenta con la ventaja de desplazarse en su vehículo y que tiene un mayor poder adquisitivo, que sigue comprando sus víveres y provisiones en tiendas de autoservicio pero que no puede considerarse «súper turista» .

-Además están los que llegan en avión, estos últimos cuentan con un mayor poder adquisitivo, por lo que se hospedan en hoteles boutique de la Quinta  Avenida o en la Riviera Maya, lo que les permite  consumir en restaurantes de alto nivel y realizar algunos gastos en la industria turística- añadió.

 De igual forma, comentó que otro perfil del turismo carretero es el que en su mayoría paga excursiones que vienen limitadas en lo económico por lo que es esta parte de los visitantes es la que mayormente consume en súper mercados y tiendas de comida rápida, en algunos casos visitan restaurantes  como  cocinas económicas y fondas, mismas que por no encontrarse cerca de la zona de playas son un poco más baratos sus precios.

 Por otra parte, el director de la oficina municipal de Turismo, Francisco López Reyes, afirmó que este tipo de segmento de turismo doméstico es muy importante por la derrama económica que deja en el sector comercial y de servicios.

En ese sentido, refirió que de acuerdo con investigaciones de la Universidad del Caribe (UNICARIBE), los  turistas que llegan a casa de familiares y amigos, gastan un 25% más que un paseante convencional.

En cuanto a la temporada vacacional de verano, el funcionario refirió que la afluencia de un millón de turistas a Cancún se reflejó en una derrama económica aproximada a los 1,200 millones de dólares, que el 50% fueron nacionales y que ahí precisamente se incorpora el «súper turismo».

Precisó que a unos días del cierre de la temporada, ya se puede hablar que el sector hotelero incrementó en un 3% la ocupación, que si bien se tuvo el mismo crecimiento en el gasto por turista, que en el caso del extranjero fue de 1,200 dólares, mientras que el del turista nacional oscila entre 13 mil y 15 mil pesos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario