Tigres de Quintana Roo mantienea viva la esperanza de lograr bicampeonato Liga Mexicana de Beisbol

Cancún.- Los experimentados Julián Arballo y Pablo Ortega se encargarán de abrir por Tigres  los juegos 1 y 2 de la primer serie de postemporada ante Pericos en Puebla.

El manager Roberto «Chapo» Vizcarra se inclinó por dos de sus brazos más fuertes y constantes de la temporada para continuar la defensa del título y buscar el bicampeonato, tercero en la historia de la franquicia.
A partir de este martes se ponen en marcha las serie de postemporada en la LMB  y los campeones visitan Puebla para jugar a ganar cuatro de siete juegos, rumbo a las finales de Zona Sur.
Para los dos primeros juegos en la Angelópolis, el manager Roberto Vizcarra, anunció a dos lanzadores de nueve triunfos en el año, la responsabilidad para el primer juego el día martes será para Julián Arballo, mientras que para el segundo,  el miércoles subirá el “Maestro” Pablo Ortega.
Enfrentarán a los zurdos Orlando Lara y Mauricio Lara.
Los Pericos de Puebla, que terminaron en el segundo puesto, serán anfitriones de los juegos uno y dos en el estadio Hermanos Serdán, de los campeones Tigres de Quintana Roo, quienes terminaron en el tercer lugar.
Tras la eliminación de los Diablos Rojos del México, ahora son los Tigres el equipo que ostenta la cadena más larga de temporadas consecutivas accediendo a playoff con 22, racha que comenzó en 1995, e incluye las últimas diez, ya como equipo del estado de Quintana Roo, donde logró tres gallardetes.
Los bengalíes sortearon de buena manera un año de muchas dificultades, con lesiones particularmente en su staff de abridores, bajas de juego de peloteros importantes, y salidas de extranjeros claves antes de la mitad de la campaña, pese a todo eso el equipo terminó con una mejor marca que el año anterior, y con el pitcheo número uno de toda la LMB.
Los felinos ya cuentan con el regreso del ex Grandes Ligas, José Tabata en su orden al bat; al tiempo de que el dominicano Yeison Asencio, terminó bateando para .308, con seis para la calle y 43 impulsadas; pero en los últimos diez partidos, su promedio fue de .436, con 17 hits, dos cuadrangulares, 12 carreras llevadas a home, dos robos de base, ocho anotadas y solamente un ponche en 39 turnos.
Por su parte los Pericos de Puebla se convirtieron en un equipo con asistencia frecuente a las etapas finales.
Esta es la cuarta aparición consecutiva de los Pericos en postemporada, aunque el año pasado se quedaron en el juego de eliminación a manos de los Piratas de Campeche; la última vez que no calificaron fue en el 2012 cuando formaban parte de la Zona Norte.
Los poblanos dieron mucho de que hablar a mitad de la temporada, cuando justamente en la pausa del Juego de Estrellas cesaron a su manager Matías Carrillo, pese a ser en ese memento superlíderes del circuito y contar con una ventaja de ocho juegos con su más cercano perseguidor, tomando su lugar el estadounidense Cory Snyder; quien los calificó en el segundo peldaño del sector sureño.

Entradas relacionadas

Deja un comentario