Unión en la cueva melenuda, antídoto de los Leones de Yucatán para salir de los momentos complicados

Mérida, 3 de septiembre (Infoqroo).- Sin mucho que pensar, Luis Felipe Juárez, Walter Ibarra y Juan José Aguilar no dudaron en señalar que la unión que hay en el seno del equipo, esa que permite salir adelante en los momentos complicados, es lo que tiene a los Leones de Yucatán donde están actualmente.

Pasada ya la euforia por la manera en que conquistaron el bicampeonato de la Zona Sur ante los Diablos Rojos del México, los selváticos regresaron al Parque Kukulcán para prepararse ahora para la Serie del Rey, en la que esperan rival que saldrá entre los Charros de Jalisco y Toros de Tijuana.

“En el equipo hay buena camaradería, amistad, no nos reprochamos, al contrario, estamos aquí para apoyarnos el uno con el otro”, enfatizó Aguilar.

Pese a ser el jugador del momento, del que todos hablan, el “Pepón” Juárez manifestó que todos están enfocados en los mismo y van a seguir así con ese mismo trabajo para mejorar las debilidades y sus fortalezas.

Persona sencilla y de buen trato con los aficionados, Luis Felipe recalcó que hay que seguir siempre igual, “sin importar de qué hablen bien o mal de ti”.

Asimismo, reiteró que siempre buscará quedarse con lo mejor, que es el cariño que la gente le brinda a él y a sus compañeros.

En ese sentido, Walter Ibarra admitió que cuando se dirigía a la caseta después del elevado que se le cayó y puso a los pingos adelante en la pizarra en la octava entrada, escuchó varias veces que le gritaban su nombre desde las tribunas. Levantó la cara esperando que se la recordarán, pero en vez de eso, le aplaudieron y le dijeron “¡no pasa nada, vamos a darle!”.

Ya en el dogaut, sus compañeros también lo reconfortaron, incluso el “Pepón” le dijo algo, que quedará entre ellos dos, y pensó en hacer algo para revertir el momento, lo que sucedió cuando avanzó a Norberto Obeso con toque de sacrificio, luego siguió Yadir Drake con jit y después el jonrón de Luis Juárez.

“Nunca me sentí derrotado, tenía confianza de mis compañeros”, añadió Ibarra, quien entradas antes realizó un atrapadón en la segunda, que el propio Yoanner Negrín le agradeció, además del cuadrangular que disparó en el segundo acto.

Entradas relacionadas