Venados de Yucatán supera 2-0 a Cancún FC en duelo celebrado en Mérida

Mérida, 20 de julio (Infoqroo).- Con derrota de 2-0 como visitante ante Venados de Yucatán, el Cancún FC cerró su preparación de cara al inicio del Torneo Apertura 2021 de la Liga de Expansión MX.

El equipo cancunense tuvo su último ensayo en el estadio “Carlos Iturralde Rivero”, de la capital yucateca y ahora concentrará su atención en afinar detalles de cara a su presentación, el miércoles 28, en Monterrey, mientras que su rival de esta noche, hospedarán en el mismo ‘Iturralde Rivero’ a los Toros del Atlético Celaya, el martes 27 a las 19:00 horas.

Ambos equipos como cada encuentro, no se guardaron nada, por el contrario, mostraron sus mejores armas, un adelanto de lo que podrían presentar sus respectivos entrenadores, Carlos Gutiérrez por los yucatecos y Federico Vilar por lo cancuneses en la primera jornada.

El anfitrión presentó a Alejandro Dogre, en el arco; Juan Pablo Martínez, Alfonso Luna, Rodrigo Noya y David González, en defensa; Jorge Enríquez, Raúl Suárez, Eduardo Fernández y Neri Cardozo, en medio campo, y Ángel López y Saúl Ramírez, adelante.

Por su parte, Cancún FC alineó con Cristian Campestrini, en la portería; Carlos Prieto, Heriberto Aguayo, Alex Torres y Antonio Sánchez, en la defensa; Paul Uscanga, Michael Pérez, Armando Zamorano y Adán Zaragoza, en medio campo y Jesús Vargas e Igor Neves, adelante.

Al 41′, en un contragolpe astado, que tomó mal parado al cuadro bajo, Saúl Ramírez inauguró el marcador, en una barrida que alcanzó a chocar el esférico, dejando sin oportunidad a Cristian Campestrini.

Herido en su orgullo, el equipo visitante se lanzó con todo en busca del empate.

El brasileño, Igor Neves, fue una amenaza constante para la zaga de Venados. Yair Delgadillo, otro de los relevos para el segundo tiempo, estuvo bien custodiado por Jorge ‘Chatón’ Enríquez.

Steven Almeida también participó en el complemento. Jesús Vargas y Adán Zaragoza cedieron sus lugares.

Casi en la agonía del encuentro, al 87′, Venados aseguraría la victoria con un penal ejecutado por Eduardo Herrera, con un disparo pegado al poste izquierdo de Campestrini.

Entradas relacionadas